Palabra de aliento de parte de Dios

06:30 0 Comments A+ a-

palabra de aliento de parte de dios reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

Hija mía:

Sé que es difícil aceptar mi soberana voluntad en tu vida y que te resulta doloroso lo que ahora enfrentas. 

Quiero que sepas que algunas veces yo permito circunstancias que no coinciden con lo que tú deseas. 

Mi deseo es que confíes en mí, aunque no entiendas ahora lo que yo hago; pero lo entenderás cuando veas mi obra completa. 

El final es mucho mejor que lo que ahora puedes percibir.

Te recuerdo que tú formas parte de mis planes y proyectos gloriosos, son tareas para el reino que vas a disfrutar con gran alegría. 

Yo te he creado con capacidades y habilidades especiales y únicas... Nadie podrá realizar lo que está destinado sólo para ti. Pero antes debo formarte y prepararte para que los realices con excelencia. 

Cuando las cosas no salgan como tú lo esperas, te pido que confíes en mí… Yo sé que algunas veces te incomoda lo que estoy haciendo, pero te aseguro estoy contigo en todo momento y puedes descansar en mí.

Ven a mi presencia cada vez que lo desees, yo renovaré tus fuerzas, te daré ánimos y te llenaré de mi amor. 

Pon tu mirada en mí, ríndeme todos tus problemas, tu familia y tu vida… Entrégame todas tus preocupaciones. Yo estaré muy cerca de ti para darte mi consuelo. 

Déjame actuar a tu favor, ten paciencia, eso te hará más fuerte y cuando más adelante vengan las tormentas, siempre saldrás victoriosa de ellas. Necesito que me des tu confianza para poder trabajar en ti.

Te ofrezco mi mano, tómala y caminemos juntos… Así te sostendré cada vez que tropieces y te levantaré si caes. Siempre voy a cuidarte y protegerte del mal.

No dudes, porque siempre cumplo mis promesas. 

Medita en esto: Con amor eterno te he amado, por eso nunca dejaré de tratarte con bondad.

Tu Padre celestial.

Lecturas bíblicas: Juan 13:7; Salmo 139:13-17; Jeremías 29:11; Salmo 55:22; Isaías 41:10;  Hebreos 11:6; Números 23:19; Jeremías 31:3

Querida lectora, comparte este mensaje con todos tus contactos, a alguien le está haciendo falta. Dios bendiga siempre tu vida, tu amiga,

Lidia E. Cames