Video: La reacción de Dios ante tu clamor

05:16 2 Comments A+ a-



¿Quieres conocer la reacción de Dios ante tu clamor? No tienes que ir muy lejos… sólo tienes que leer el Salmo 18.

Mira cómo reacciona tu Padre cuando clamas por ayuda
El Salmo 18 me sacudió esta vez… Me mostró con cuánta pasión Dios me defiende de sus enemigos.

Ah sí, porque tus enemigos son los enemigos de Dios, eh?
La batalla no es tuya: la batalla es de Él…

Mira, esta es la parte que a mí me habló muy fuerte:

Lleno de angustia
llamé a mi Dios,
y él me escuchó desde su templo,
¡mi oración llegó hasta sus oídos!

Hubo un temblor de tierra,
y la tierra se estremeció.
También los cerros temblaron
desde sus cimientos;
¡temblaron por el enojo de Dios!

Echaba humo por la nariz,
arrojaba fuego por la boca,
y lanzaba carbones encendidos.

Dios partió el cielo en dos
y bajó sobre una espesa nube.

Cruzó los cielos
sobre un querubín;
se fue volando
sobre las alas del viento.

Se escondió en la oscuridad,
entre las nubes cargadas de agua
que lo cubrían por completo.

¡De su grandioso trono salían
nubes, granizos y carbones encendidos!

De pronto, en el cielo
se oyó una voz de trueno:
¡era la voz del Dios altísimo
que se dejó escuchar
entre granizos y carbones encendidos!

Arrojó sus relámpagos
como si disparara flechas;
¡dispersó a sus enemigos,
y los hizo salir corriendo!

Dios mío,
tú reprendiste al mar,
y por causa de tu enojo
el fondo del mar quedó a la vista.
En tu enojo resoplaste,
y los cimientos de la tierra
quedaron al descubierto.

Desde los altos cielos
me tendiste la mano
y me sacaste del mar profundo.

Mis enemigos me odiaban;
eran más fuertes y poderosos que yo,
¡pero tú me libraste de ellos!

Se enfrentaron a mí
en el peor momento,
pero tú me apoyaste.
Salmo 18:6-18 TLA

¿Leíste con cuidado? Te reto a que vuelvas a leer pidiendo al Espíritu Santo que te revele el carácter de Dios en esta porción del Salmo 18.

¿Te decidirás a amarle más ahora? Yo estoy impactada, conmovida y con una determinación firme de amarle, seguir sirviéndole y entregarme a Él… ¿Qué dices mi hermana?

Cuando tú le amas y haces lo que Él dice… cuando tienes un corazón dispuesto a obedecerle (aunque en el intento cometas algunos errores sin proponértelo)… cuando eres fiel… cuando Él es lo primero en tu vida, en tu trabajo, en tu hogar… Entonces, Dios se deleita en ti… escucha tus oraciones… sus oídos están atentos a tus peticiones… Su pasión se enciende por ti… su furia es desatada contra sus enemigos para protegerte y defenderte… porque el Señor te ama… tú eres su prioridad… lo más importante…

Lo único que Dios anhela es que tú estés segura, que confíes en Él siempre.

Yo no puedo hacer otra cosa más que confesar públicamente que Él es mi Roca, mi fortaleza, mi más alto escondite, el que hace que encima de los problemas yo pueda moverme con la agilidad de un venado.

¿Te atreverías a confiarle hoy tu vida?

¿Serías capaz de entregarle esa situación que no puedes resolver?

¿Te animas a clamarle y despertar al poderoso gigante que está a tu lado?

Él es tu Dios, el único que hace fuertes tus brazos para seguir abriéndote paso entre tus enemigos.

Deja que Él sea tu libertador hoy, mi hermana… No tienes por qué seguir sufriendo la opresión del enemigo… 

Asegúrate fuertemente a su poderosa mano y no te apartes de ahí… Confía y espera en Él.

A eso se le llama ser fiel a Dios… Depender de Dios también se llama humildad… sólo eso es lo que tu Padre celestial espera de ti.

El Señor te rescatará cuando clames a Él. Porque Él es fiel con los que le son fieles.
~~~~
Amiga, el mensaje anterior lo escribí la semana pasada, mientras me preparaba para servir en un Encuentro con Dios para mujeres… No sabía por qué me reveló esta palabra ese día; pero me impactó.

Durante ese evento de mujeres yo fui atacada con furia por el enemigo en mi salud, su finalidad era impedir el propósito que Dios había planeado a través de mí en ese fin de semana.

Pero el Señor escucha el clamor de quienes le aman. Un ejército poderoso de mujeres se unió a mi clamor y Él nos oyó.

Pudimos ver su gloria y estuve lista para servirle como Él quería que lo hiciera.

Hoy que estoy revisando este mensaje que había dejado preparado para postearlo, me doy cuenta que Dios me estaba avisando de lo que se venía contra mí… y cómo Él iba a actuar para salvarme.

¿Porque soy perfecta? No. Porque soy fiel y no dejo de creer.

¿Porque nunca fallo? No. Porque soy sincera y confieso mis faltas.

¿Porque sé mucho? No. Porque sigo sus instrucciones.

Rendirme a sus pies es lo menos que puedo hacer y dar testimonio de su celo por mí.

Dios hará lo mismo por ti amiga, estoy segura… No tengo dudas, porque sé que Él te ama con amor eterno.

¿Compartirás este mensaje con tus amigos? Sería de mucha bendición para muchos.

Te bendigo en el nombre de Jesús. Tu amiga,

Lidia E. Cames

video la reacción de dios ante tu clamor videos cristianos reflexiones de aliento

2 comentarios

Write comentarios
1 de agosto de 2017, 08:46 delete

Me gustaría hacer devocionales personales

Reply
avatar
16 de agosto de 2017, 11:54 delete

Una gran idea Magdalena!! Solamente empieza, tendrás el respaldo de Dios... Un abrazo!

Reply
avatar