Resultados de una alabanza sincera

15:32 0 Comments A+ a-

resultados de una alabanza sincera devocionales cristianos salmo 92

Sería maravilloso que Dios nos permitiera vivir los resultados de una alabanza sincera. Quiero decirte algo muy importante: La alabanza no beneficia a Dios, sino a quien la da.

El Salmo 92 es un salmo de alabanza a Dios… comienza diciendo que es muy importante alabar a Dios y más adelante podemos ver algunos beneficios que el salmista experimentó por alabar a Dios:

«1¡Cuán bueno es alabarte, Señor! Bueno es, Altísimo, cantar salmos a tu nombre…  10Tú me darás las fuerzas del búfalo, y me ungirás con aceite fresco…  11Mis ojos verán la derrota de mis enemigos…  14Los justos se mantendrán sanos y vigorosos». Salmo 92

Cuando alabas a Dios suceden varias cosas:  

1. El enemigo se aleja... (v. 11) Satanás no soporta escuchar que alabes y adores a Dios. Si tú dices que Dios es bueno es un arma muy poderosa contra el diablo. Ponlo debajo de tus pies alabando a Jesús por su victoria en tu vida.

2. Tus fuerzas aumentan... (v. 10) Hay fortaleza en la alabanza… Ahuyenta la debilidad de tu vida exaltando el poder de Dios obrando a favor tuyo.

Recibes unción fresca... (v.10) El Espíritu Santo fluye con libertad en un corazón que agradece y engrandece a Dios. Mientras tú das alabanza al Señor, se derrama abundantemente el Espíritu Santo.

3. Hay salud y vigor para tu cuerpo... (v. 14) El poder de Dios se activa con sanidad para ti, te rejuvenece y te fortalece; con la única finalidad de seguir alabándole:

«Para anunciar que el Señor es mi fortaleza, y que él es recto y en él no hay injusticia». Salmo 92:15


¡No dejes de alabarle hoy! Es bueno alabar a Dios siempre, no sólo los domingos en la congregación. No esperes a ir a la iglesia para alabarlo. Hazlo en todo momento:

resultados de una alabanza sincera devocionales cristianos salmo 34:1

«Alabaré al SEÑOR en todo tiempo; a cada momento pronunciaré sus alabanzas». Salmo 34:1 NTV

Este versículo nos deja ver que no siempre alabamos a Dios cantando. Basta con bendecir su nombre con nuestra boca... Con tan sólo pronunciar alabanzas tú puedes glorificar su nombre. 

Algo así como: "Señor, tú eres grande"... "Tu gloria llena toda la tierra"... "Amado Jesús, bendigo tu nombre"... "Mi Dios, no hay nadie como tú"... y más que te inspirará el Espíritu Santo para proclamar la gloria del Señor.

Ahora yo te doy un consejito: Cuando le des alabanza al Señor, procura hacerlo desde un corazón que le ame y le agradezca.

Te digo esto porque yo empecé a alabar a Dios por el interés de las bendiciones; pero poco a poco, el Espíritu Santo fue enseñándome a exaltar a Dios por lo que Él es, por lo que ha hecho y porque Él es el único digno de recibir gloria y honra.

Aquí hay una oración para que el precioso Espíritu Santo te ayude a adorar en espíritu y en verdad:

Oramos:

“Señor, no quiero alabarte sólo por conveniencia. Dame un corazón que te ame… que provoque tu presencia… que reconozca tu divinidad… que busque agradarte con mi alabanza.

Mi deseo es honrarte, exaltarte y ponerte en el trono de mi corazón. Quiero vivir las bendiciones que acarrea mi adoración sincera… Pero si no recibiera ningún beneficio, decido seguir rendida a tus pies.

Enséñame el camino a tu corazón, Padre, despierta en mí un hambre desesperada por tu presencia… Gracias por todas las promesas hermosas que me has dado, Señor; pero más que tus bendiciones, quiero que mi ser entero clame por ti.

Despiértame cada día con una gran necesidad de ti y de ver tu gloria manifestada. No permitas que se me olvide que la gloria, la honra, el poder y el reino son tuyos, Señor. En el nombre de Jesús. Amén".
..ooOoo..
Querida amiga, cuanto más alabemos a Dios más se manifestará en nuestra vida y el mundo le conocerá a través de tu testimonio.

Ayúdame a difundir la Palabra de Dios compartiendo este mensaje en las redes sociales para que todos tus amigos conozcan la importancia de alabar al Señor.

Que Dios sea siempre la motivación para vivir cada día, tu amiga,

Lidia E. Cames