¿Por qué deseas la bendición de Dios?

06:30 0 Comments A+ a-

por qué deseas la bendición de dios devocionales cristianos mensajes de aliento

Estoy segura que igual que yo, tú deseas la bendición de Dios… Yo creo que hoy no hay una sola persona que esté leyendo este mensaje y no quiera ser bendecida. Todas anhelamos la bendición de Dios.

Eso está muy bien, porque la única fuente de toda clase de bien es Él; pero ¿cuál debe ser la motivación de nuestro corazón al pedir la bendición?

La motivación de Dios para bendecirnos es su compasión y su bondad, así como lo dice en el versículo de la imagen:

«Que el Señor tenga compasión y nos bendiga, que nos mire con buenos ojos». Salmo 67:1

Y a nosotras ¿qué debería movernos a desear el favor de Dios? La respuesta está en el versículo 2 del Salmo 67:

«Para que todas las naciones de la tierra conozcan su voluntad y salvación».

Dios nos bendecirá porque nos ama. Su voluntad es bendecirnos y darnos salvación; pero nosotros debemos adoptar una actitud correcta en nuestro corazón a la hora de pedir su bendición:

Es cierto que queremos vivir bien y que la vida puede ser más agradable cuando disfrutamos la gracia y el favor de Dios… Pero si nos quedamos con esta única razón estaríamos actuando de manera egoísta, pensando solamente en nuestra comodidad.

Necesitamos recordar siempre que la bendición de Dios sobre nosotros debe ser un testimonio de quién es nuestro Dios… A través de nuestra vida bendecida el mundo lo conocerá.

Es necesario que el mundo se entere de quién es nuestro Padre, que sepan que Él es un Dios bondadoso y deseoso de bendecir siempre, que conozcan al Dios que salva, sana y restaura.

El favor de Dios en nuestra vida se nota… no se puede esconder, Dios lo hace así porque su propósito es que todos los que nos vean sepan que todo lo bueno viene de su mano.

Si hasta ahora tú has pedido bendición solamente para tu propio bien… te animo a que hoy empieces a cambiar la motivación de tu corazón y pienses en cuántas personas conocerán a Dios y le glorificarán al ver su bendición en tu vida.

Oramos:

“Padre Dios, gracias porque en tu misericordia y bondad tu mayor anhelo es bendecirme. Hoy entiendo que esa bendición sobre mí es para que las personas te conozcan a través de mi vida.

Te pido perdón por las veces que te he pedido la bendición de manera egoísta. Gracias por perdonarme Señor. Desde hoy te prometo que disfrutaré todo lo bueno que me das, pero al mismo tiempo dispongo mi corazón para mostrarle al mundo quién eres tú, mi Dios.

Hoy te pido que me bendigas y me muestres tu favor, ayúdame a reflejar tu gloria… que la bendición que tú me des sea el motivo de que tu reino sea extendido en esta tierra. Te lo pido en el nombre de Jesús”.
~~~~
Amiga querida, estoy segura que a partir de hoy tendrás una nueva actitud a la hora de pedir la bendición de Dios… Él se gozará en bendecirte más y más, con tal de que seas portadora del conocimiento de Dios al mundo.

Me gustaría conocer tu opinión, déjame tu comentario y recuerda compartir este mensaje para que corra la Palabra de Dios… Que Dios tenga misericordia de ti y te bendiga,

Con cariño,

Lidia E. Cames