Protección para tu hogar

23:55 0 Comments A+ a-

protección para tu hogar mensajes de aliento con imágenes

¿Crees que la crisis de tu país afectará tu familia? ¿Quizá tienes temor de ser víctima de la inseguridad en tu ciudad? ¿O que la crisis económica te lleve a la pobreza?

En medio de las enfermedades, la inseguridad, la escasez o las amenazas que abundan en el mundo, Dios asegura la protección para tu hogar:

«No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada». Salmo 91:10

Aunque haya una epidemia alrededor de ti y tu familia, tu confianza estará dirigida hacia tu Padre que está cuidando de ti.

El temor no te va a paralizar porque sabes que hay un ejército de ángeles alrededor de ti, para detener cualquier ataque del enemigo en tu contra.

No hay bala, ni virus, ni espíritu malo que te dañe; porque la promesa es que nada llegará a tu hogar… Absolutamente nada.

Por eso dice el salmista:

«Por todos lados me has rodeado; tienes puesta tu mano sobre mí». Salmo 139:5

¿Sabes qué significa esto?

Que no hay manera que te alcancen los disparos del enemigo. Amiga, estás totalmente cubierta.

Dice la versión Reina Valera:

«Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano».



¡Qué hermoso!

Es muy confortante escuchar al Espíritu Santo decirte que estás rodeada por la presencia de Dios.

Aunque lo sabemos, a veces nos encontramos en situaciones cuando es difícil recordar que tenemos una protección total y permanente.

Por eso el Espíritu Santo nos lo recuerda hoy y siempre.

Dios quiere que siempre tengas presente esta promesa.
Imagínate que tu hogar está bajo una campana de cristal. Una campana súper blindada, que no hay nada que rompa esa protección que tienes alrededor de ti.

Y por si fuera poco, arriba de tu cabeza ¡está puesta la mano de Dios!

Me encanta cómo lo dice la Nueva Traducción Viviente:

«Pones tu mano de bendición sobre mi cabeza».

Me parece que esto es un extra: No sólo te protege del mal, sino que a pesar de todo eso ¡te bendice!

¿No es maravillosa la forma de amar de nuestro Señor? Te da un trato especial. Y esto me recuerda lo que dice el mismo salmista:

«Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. Me honras ungiendo mi cabeza con aceite». Salmo 23:5

Amiga querida, hoy es un día para confiar en el Señor. Echar fuera el temor; porque hay promesa de protección para ti y tu familia.

Tu casa estará libre de enfermedades, de asaltos, de robos y de cualquier cosa que amenace con robarte las bendiciones de Dios.

Es bueno que este mensaje lo conozcan muchas personas, te animo a que lo compartas con tus amigos en las redes sociales que más te agraden.

Pido a Dios que después de conocer esta gran promesa de Dios, el temor salga de tu vida.

Bendiciones de lo alto, tu amiga,

Lidia E. Cames