El relato del billete arrugado

06:30 0 Comments A+ a-

el relato del billete arrugado mensajes cristianos de aliento arcoiris de promesas

Es posible que tú ya conozcas este relato del billete arrugado. Hoy quiero recordártelo porque tiene mucha relación con la forma en que Dios te ve. Aquí está:

Un reconocido conferencista dio inicio a su seminario sosteniendo un billete de $100 dólares. Entonces preguntó a las 200 personas que lo escuchaban, "¿A quién le gustaría este billete de $100 dólares?"

Las manos comenzaron a levantarse. Él dijo: "Voy a dar este billete a uno de ustedes, pero primero, déjenme hacer esto..." y arrugó el billete. Entonces preguntó: "¿Quién aún lo quiere?"

Todavía las manos estaban en el aire. "Bien, replicó, ¿qué tal si hago esto?" Y lo arrojó al suelo y comenzó a restregarlo contra el piso con su zapato.

Después lo levantó, ya arrugado y sucio. "Ahora, ¿quién todavía lo quiere?" Las manos permanecían levantadas.

"Amigos míos, todos ustedes han aprendido una lección muy valiosa. No importa lo que hice con el dinero, ustedes todavía lo querían porque su valor no disminuyó. El billete todavía vale $100 dólares.

Querida amiga, tú eres como ese billete de $100 dólares.

Cuando Dios te creó, estableció que tú tienes un gran valor: Eres su tesoro especial, eres como la niña de sus ojos, eres una obra maravillosa, te coronó de gloria y de honra, dio a su único Hijo para darte vida eterna y mucho más.

Pero Satanás, que odia lo que Dios ama, ha querido hacerte creer que no vales. Desde que eres pequeña, el enemigo se encarga de contrarrestar el gran valor que Dios te ha dado.

Seguro que ha usado a personas, circunstancias y eventos para maltratarte, humillarte y ensuciarte.

No sé exactamente cuál es tu historia, mi amada… Tal vez has sido rechazada por tus padres o tu pareja, quizá tus hijos te han abandonado, es posible que hayas sufrido algún tipo de abuso.

Yo sé de tantas mujeres hermosas que  en el han caído en adicciones, como alcoholismo, drogas, fármacos o cualquier otra… 

Lindas princesas que se han involucrado en relaciones malsanas y de maltrato… 

O simplemente han tomado malas decisiones.

El enemigo les ha hecho creer que son razones suficientes para que su vida y su alma no valga nada.

Cualquiera que sea tu caso no es posible que vivas en condenación, atrapada en la culpa, sintiéndote insignificante y sin valor.

No importa qué hayas hecho, o qué te hayan hecho… No importa qué tan bajo hayas caído, mi amiga.

Tu valor no disminuye.

Tu valor está intacto, Dios te sigue amando.

Dios te sigue eligiendo.

Dios sigue extendiendo sus brazos hacia ti, para recibirte, limpiarte y restaurarte.

Hay muchas hijas de Dios que ya han sido salvas por la sangre de Cristo y todavía se siguen sintiendo indignas y sin valor delante del Padre.

Amiga, recibe hoy esta palabra de parte de Dios y acepta ese valor que el Señor te ha dado… sigues valiendo lo mismo delante de tu Creador.

el relato del billete arrugado serán mi especial tesoro mensajes cristianos de aliento

Esta mujer que ahora te está escribiendo este mensaje cayó hasta lo más bajo del pecado, la condenación y el rechazo; pero ahora sabe que su valor nunca fue menguado en todos esos años sin Cristo. Sigue intacto… sigue siendo valiosa para el Rey de reyes.

Además a Él le ha placido usarme para que otras mujeres recuperen la confianza y la seguridad que han perdido en el camino.

Amada, es mi oración que el Señor toque tu corazón… Que su Santo Espíritu hable hoy a tu espíritu… Que tu vida sea cambiada y desde hoy empieces a pensar de ti como una hermosa mujer valiosa para Dios y su reino.

Encontré este artículo en la web, seguro que te bendecirá como a mí:


Pasajes bíblicos para meditar:

«Yo te he amado con amor eterno; por eso te sigo tratando con bondad». Jeremías 31:3

«El pueblo de Jerusalén decía: Dios me abandonó, mi Dios se olvidó de mí.
Pero Dios respondió: Jerusalén, ¿acaso puede una madre olvidar o dejar de amar a su hijo? Y aunque ella lo olvidara, yo no me olvidaré de ti». Isaías 49:14-15

«Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna». Juan 3:16

«Entregué a otros a cambio de ti. Cambié la vida de ellos por la tuya, porque eres muy precioso para mí. Recibes honra, y yo te amo». Isaías 43:4

«Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra». Salmo 8:5

«Si ahora ustedes prestan oído a mi voz, y cumplen mi pacto, serán mi tesoro especial por encima de todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece». Éxodo 19:5

«Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos.

Dios decidió de antemano adoptarnos como miembros de su familia al acercarnos a sí mismo por medio de Jesucristo. Eso es precisamente lo que él quería hacer, y le dio gran gusto hacerlo». Efesios 1:4-5

Dios te bendiga, tu amiga y hermana en Cristo,


Lidia E. Cames