¡Levántate, Señor!

09:31 0 Comments A+ a-

levántate señor mensajes cristianos de aliento arcoiris de promesas

Esta puede ser tu oración hoy: “¡Levántate, Señor!”… En medio de las circunstancias adversas y de los ataques del enemigo es necesario clamar al Señor; para que Él pelee las batallas por nosotras.

Cuando tú decides avanzar hacia Dios y sus promesas, o inicias un proyecto donde se glorificará el Señor siempre se levantarán enemigos que intentarán impedirte llegar a donde el Señor te está guiando…

Pero la Palabra de Dios nos ofrece hoy una excelente herramienta de oración:

«Y sucedía que cuando el arca se ponía en marcha, Moisés decía: ¡Levántate, oh Señor! y sean dispersados tus enemigos, huyan de tu presencia los que te aborrecen». Números 10:35

Este versículo bíblico nos muestra tres puntos importantes a considerar:

1.- Debes de pedir ayuda a Dios. «¡Levántate, oh Señor!»…

No des por hecho de que Dios está ahí y que todo está bajo control.

Necesitas pedirle a Dios que salga a pelear a tu favor; porque los enemigos estarán acechando para ponerte trampas… Dios te ayudará a no caer en ellas.

Tú tienes que saber que habrán algunas situaciones que no podrás resolver en tus fuerzas… No estás sola en las luchas, siempre este clamor debe estar en tu boca: “Levántate Señor”.

Cuando el camino se vuelva difícil, ignora tus debilidades… busca siempre la fortaleza de Dios y Él acudirá en tu rescate. Dile:

“¡Dios mío, levántate y pelea a mi favor! ¡Defiéndeme de mis enemigos! Quiero cumplir el propósito para mi vida y es hacer tu voluntad y agradarte”.

Cuando voluntariamente levantas este clamor cada día de tu vida, te aseguro que experimentarás victorias y más victorias a lo largo de tus días.

2.- No son tus enemigos, son enemigos de Dios. «…sean dispersados tus enemigos».

Cualquiera que sea la amenaza, toma en cuenta que no es contra ti, sino contra la presencia de Dios que está contigo.

No son las personas. El enemigo es Satanás y sus espíritus de maldad (tristeza, desánimo, duda, incredulidad, orgullo, chismes y demás)… A veces quieren tener influencia sobre ti o sobre las personas que están a tu alrededor, para causarte daño y paralizarte.

Ese enemigo quiere detenerte e impedir que el propósito de Dios se cumpla en tu vida, porque sabe que a través de ti el reino de los cielos se extiende y Dios será glorificado en todo.

Así que solamente Dios con su poder y autoridad puede hacer que se alejen de ti y que huyan espantados. Por eso es que en el nombre de Jesús toda obra del enemigo es deshecha.

3.- El odio mayor de Satanás es contra Dios. «…huyan de tu presencia los que te aborrecen». 

El enemigo aborrece todo lo que Dios ama… Dios te ama a ti, por eso es que Satanás te persigue.

Pero hay algo muy importante aquí: Por muy grande que sea el odio de Satanás hacia Dios, nunca superará a Dios en poder… El enemigo tiene poder limitado; pero nuestro Rey tiene potestad sobre él y sobre todas las huestes de maldad.

Cree hoy que a ti no te tocará ningún mal porque el Señor está protegiéndote y Él se encargará de alejar al enemigo de tu vida, siempre que pongas a Dios en primer lugar en todo lo que hagas.

Determina vivir para Dios, por la fe en Jesucristo, quien nos acerca al Padre y ha derrotado al enemigo en la cruz del Calvario. Consagra tu vida, tu familia, tu trabajo y tus relaciones al único Rey de reyes y Señor de señores.

Seguro que Dios se levantará a tu favor cada vez que el enemigo quiera impedir tu crecimiento espiritual y tu relación con Dios. Satanás no podrá tocarte si Dios no se lo permite.

¡Que el Señor se levante y aparte de ti a todos los que le aborrecen y así puedas cumplir con el propósito de Dios en tu vida!

Gracias querida amiga, por leernos todos los días… Recuerda compartir este mensaje en tus redes sociales. Seguro que alentará la fe de alguien en este día.

Te abrazo en el amor de Cristo, tu amiga,


Lidia E. Cames