Dos promesas para los dadores

06:30 0 Comments A+ a-

dos promesas para los dadores promesas de dios mensaje de aliento arcoiris de promesas

Dios estableció en su Palabra dos promesas para los dadores… Porque humanamente no es fácil dar. Muchas veces nos duele dar… y Dios sabe eso, por eso nos da promesas, para motivarnos a dar.

Promesa 1.- Dios te dará a ti todo lo que necesites. «Den a otros y Dios les dará a ustedes. Les dará en su bolsa una medida buena, apretada, sacudida y repleta. Con la misma medida con que ustedes den a otros, Dios les devolverá a ustedes.». Lucas 6:38

El Señor tiene cuidado de los necesitados, y te anima a que compartas lo que tengas con ellos… A cambio Él promete darte a ti un poco más de lo que tú des.

Que el dar sirva de inspiración para esperar las bendiciones prometidas… Es muy alentador saber que si das, Dios te dará más; esta es una ley divina establecida para todos.

Promesa 2.- Dios ama al dador alegre. «Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo. No tenemos que dar con tristeza ni por obligación. ¡Dios ama al que da con alegría!». 2 Corintios 9:7

No es que Dios no te ame. Sabes que Él te ama aunque no des a los demás… Lo que quiere decir aquí es que vas a agradarle de una manera muy especial.

Teresa de Calcuta dijo: "dar hasta que duela, y cuando duela, dar todavía más"…. Y debemos dar tanto que se haga en nosotros un amoroso y gozoso hábito.

El deseo de Dios es que des con alegría, por amor al prójimo… Yo te animo a que des pensando en agradar el corazón de Dios, que no te mueva sólo la promesa de que tendrás más, sino por amor al Señor.

Bendiciones especiales llegan a los que conmueven a Dios con la obediencia a su Palabra.

Estas promesas no se refieren solamente a lo material y económico, también abarca lo afectivo, espiritual, servicio, tiempo y todas las que se te puedan ocurrir.

Oro para que Dios ponga en nuestros corazones la motivación correcta… que nos inspire a dar para que podamos ver la promesa de prosperidad cumplida en nuestras vidas y nuestras familias.

Querida lectora ayúdanos a compartir la Palabra de Dios y cuéntanos tu testimonio como dadora para alentar de fe de quienes nos leen.

Mi deseo es que Dios te prospere al aplicar estos principios en tu vida, tu amiga,


Lidia E. Cames