Cinco consejos para administrar tu dinero

06:30 0 Comments A+ a-

cinco consejos para administrar tu dinero enseñanzas bíblicas con imágenes

Encontré en la Biblia cinco consejos para administrar tu dinero, y me pareció oportuno compartirlos contigo.

A mí se me dificultaba alinearme con Dios en esta área; pero aplicando estos consejos, he visto su mano en mis finanzas. Espero que sean de beneficio para ti.

Estoy convencida que a Dios le interesa que tengamos cuidado con nuestros bienes materiales para no llegar a la bancarrota… El Señor quiere que tengamos lo necesario para vivir y más:

«Asegúrate de saber cómo están tus rebaños; cuida mucho de tus ovejas; pues las riquezas no son eternas ni la fortuna está siempre segura. Cuando se limpien los campos y brote el verdor, y en los montes se recoja la hierba, las ovejas te darán para el vestido, y las cabras para comprar un campo; tendrás leche de cabra en abundancia para que se alimenten tú y tu familia, y toda tu servidumbre». Proverbios 27:23-27

Aquí están los consejos para cuidar nuestra economía:

1.- AHORRAR. En los tiempos buenos, necesitamos guardar para los tiempos no tan buenos. Siempre se presentan imprevistos… si no hemos ahorrado nada, es posible que tengamos que pedir prestado.

La Palabra de Dios nos motiva a que aprendamos de las hormigas:

«La hormiga no tiene quién la mande, ni jefe ni líder. Sin embargo, durante el verano reúne todo su alimento; guarda su comida en la cosecha». Proverbios 6:7-8

2.- GASTAR LO NECESARIO. A las mujeres nos encanta ir de compras y siempre tenemos la tentación de comprar cosas que no necesitamos… Amiga, seamos sabias: Antes de comprar, detente a pensar si necesitas realmente lo que vas a comprar y evita un gasto innecesario.

«En la casa del sabio hay riquezas y perfumes en abundancia, pero el necio derrocha todo lo que tiene». Proverbios 21:20

3.- RECHAZAR LA AVARICIA. La avaricia es el deseo de tener y acumular dinero o cosas materiales. También es avaricia cuando no se quiere gastar ni siquiera en las cosas que son necesarias para vivir. No llevemos al extremo el punto anterior.

«Y luego dijo: ¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen». Lucas 12:15

4.- AYUDAR  A LOS NECESITADOS. Cuando Dios te da bendición, no olvides de socorrer a los pobres; eso es como si le prestaras a Él. Así que no te ocupes en cobrar lo que le prestas a alguien necesitado. La deuda no es con el pobre, sino con Dios… y Dios siempre paga sus deudas.

«Ayudar al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios mismo te recompensará». Proverbios 19:17

5.- PAGAR LAS DEUDAS. Nos conviene ser generosas; pero también hay que pagar cuando pedimos prestado… o cuando compramos algo para pagarlo en partes. La gente que no paga lo que debe, se echa encima la maldición de la pobreza.

«Unos dan a manos llenas, y reciben más de lo que dan; otros ni sus deudas pagan, y acaban en la miseria». Proverbios 11:24

Estoy segura que, por lo menos, uno de estos consejos te ayudará a cuidar tus finanzas… ¿Cuál de ellos es el que te cuesta más trabajo aplicar?

Comenta si conoces algún otro consejo bíblico para nuestra economía, todas las lectoras y yo misma te lo agradecería mucho. Si crees que vale la pena este artículo, compártelo en tus redes sociales.

Que Dios te prospere con bendición abundante, tu amiga,


Lidia E. Cames