Algún día lo entenderás

06:30 0 Comments A+ a-

algún día lo entenderás reflexiones de aliento con imágenes arcoiris de promesas

«Jesús contestó: —Ahora no entiendes lo que hago, pero algún día lo entenderás». Juan 13:7

Muchas veces nos hemos encontrado en situaciones que no comprendemos porqué el Señor las permite… De momento, las circunstancias parecen tan extrañas y fuera de lugar que nos negamos a enfrentarlas.

Pedro le había dicho a Jesús: “No creo que sea buena idea que tú me laves los pies a mí, Jesús”; cuando se disponía a lavarle los pies después de aquella última cena que tuvo con sus discípulos. No podía aceptar que el Maestro se rebajara a lavarle los pies a él.

Pero Jesús, en su gran sabiduría, le contestó: “Esto que hago, tú no lo comprendes ahora, pero ya lo comprenderás después”.

Exactamente es lo que el Señor te dice cuando tú te confundes con lo que te está tocando vivir… Y te empiezas a preguntar:

Si Él es mi Sanador ¿por qué estoy atravesando por esta enfermedad?...

Si Él me prometió salvar a toda mi familia ¿por qué mi hijo(a) está tan lejos de Él?...

Si Él es el dador de la vida ¿por qué permitió que mi familiar muriera tan joven?...

Tal vez esa misma pregunta se hizo Abraham cuando Dios le pidió a su único hijo (Isaac):

Si me prometió ser padre de multitudes ¿por qué ahora me pide que le sacrifique a mi único hijo?...

En todos los casos la respuesta es la misma que le dio a Pedro: “Lo que hago ahora no lo comprendes, pero lo comprenderás después”…

Parece incomprensible que además de que te ofendieron… encima de eso seas tú la que tiene que perdonar.

También es difícil de aceptar que para recibir más debas dar generosamente… Las matemáticas no cuadran aquí, ¿no es cierto?

Sólo tienes que confiar en la soberanía y la sabiduría de Dios… No siempre te va a decir cuáles son sus planes. Ahí solamente corresponde confiar en su bondad y en su amor. 


Confiar en que sus planes siempre son de bien, aunque en lo natural ahora no te parezca que lo sea.

Confiar en que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan para bien.

Sin importar lo que ahora estés viendo, ten la plena seguridad de que tu Padre no está desentendido... Él siempre está obrando donde tú no ves nada.

Ya llegará el momento que todo lo difícil pasará y vendrá la explicación para lo que atravesaste… Entonces verás la grande bendición que se estaba preparando cuando tú estabas sufriendo.

Por eso necesitamos aceptar la voluntad de Dios siempre, confiando que aunque no entendemos lo que Dios está haciendo… lo entenderemos todo más adelante.

El deseo de Dios es que confíes y no sufras… sino que descanses en Él y en sus planes de bien para ti y tu familia.

Amiga lectora, tómate fuertemente de las promesas de nuestro Dios y elige confiar en Dios aunque no comprendas lo que Él está permitiendo en tu vida.

Que Dios te consuele y te fortalezca, tu amiga,

Lidia E. Cames