Una promesa de prosperidad

06:30 0 Comments A+ a-

una promesa de prosperidad promesas de dios mensajes de aliento arcoiris de promesas

Aquí hay una promesa de prosperidad y abundancia de bendiciones.

« Dios tiene el poder de darles más bendiciones de las que necesitan para que siempre tengan lo suficiente para ustedes y también para que puedan ayudar generosamente a toda buena causa». 2 Corintios 9:8

Es muy cierto, a Dios no le representa ningún problema desatar las bendiciones sobre tu vida

Los hijos de Dios siempre serán bendecidos en todas las áreas de su vida: Tú puedes tener bendiciones en tu economía, en tu familia, en tu relación con Dios, en tu relación con las personas, en tu corazón y más.

Sólo que hay que tener en cuenta para qué Dios te bendice con prosperidad:

Dos razones de Dios para prosperarte

1.- Para que tengas siempre todo lo necesario. Dios te da la riqueza para que vivas bien con tu familia y que todas tus necesidades sean cubiertas. Dios no quiere que acumules riqueza y la atesores sólo por el placer de tenerla; porque esta actitud abre puertas a la codicia y la ambición.

2.- Para que hagas buenas obras. La abundancia que recibes será para ayudar al prójimo que necesita y hacer toda clase de bien a los demás… comparte con amor la bendición al que no tiene; porque Dios tiene cuidado de los pobres. Su deseo es que tú seas el canal por medio del cual Él cuida a los necesitados.

Entendemos que mientras que te enfoques en tener lo necesario y usar el restante para bendecir a todos los que puedas, Dios seguirá bendiciendo abundantemente tus finanzas, tu corazón, tus relaciones y todo lo demás.

Las riquezas que Dios te da, siempre serán para compartir con los que necesitan y también con los que no lo necesitan. Cuando haces esto, nunca dejarán de fluir en abundancia las bendiciones celestiales en tu vida.

Concluimos

Dios tiene para ti mucho más de lo que necesitas para vivir… Él quiere que tengas todo con suficiencia, de manera basta y abundante

Pero al Señor le agradan los corazones libres de codicia, avaricia y egoísmo. Esa es la razón por la que Él establece estas dos condiciones antes de prosperarte con abundancia. Para cambiar tu corazón.

Ésta no es una fórmula para hacerte rica, mi amiga. Es una invitación a pedirle a Dios que nos dé un corazón generoso, bondadoso y lleno de contentamiento.

Empieza compartiendo lo que tienes ahora y verás cómo el Señor te dará mucho más de lo que ahora tienes.
~~~~
Ayúdame a difundir el mensaje de Jesús, compartiendo este artículo con tus amigos en las redes sociales y comenta algo que Dios ponga en tu corazón para bendecir a quienes nos leen.

Tu amiga y hermana en Cristo,

Lidia E. Cames

(Entrada antigua: “Comparte tus bendiciones”)