Tres promesas de restauración

06:30 1 Comments A+ a-

tres promesas de restauración reflexiones cristianas de aliento arcoiris de promesas

Quiero hablarte de tres promesas de restauración que Dios hace a todos sus hijos cuando nos desviamos de sus propósitos… Si por alguna razón sientes que no estás en el lugar donde Dios te plantó y estás sufriendo por eso, estas promesas de Dios son para ti.

Originalmente fueron dadas al pueblo de Israel cuando estaban a punto de ir al cautiverio en Babilonia. Antes les había advertido que si no se apartaban del pecado y se volvían a Él, los iba a dejar que vivieran las consecuencias de ello.

Ellos no quisieron escuchar al Señor y fueron disciplinados. El pueblo fue llevado como esclavo a un país que no conocían… muy lejos de la tierra que Dios les había dado en propiedad.

Sin embargo, Dios les está prometiendo restaurar su vida y su relación con Él:

«Así ha dicho el Señor: “Cuando se cumplan los setenta años de Babilonia, yo iré a visitarlos, y les cumpliré mi promesa de hacerlos volver a este lugar.
Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza.” —Palabra del Señor.
Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones. Cuando ustedes me busquen, me hallarán, si me buscan de todo corazón.
Ustedes me hallarán, y yo haré que vuelvan de su exilio, pues los reuniré de todas las naciones y de todos los lugares a donde los arrojé. Yo haré que ustedes vuelvan al lugar de donde permití que se los llevaran. —Palabra del Señor». Jeremías 29:10-14

Es posible que estés segura que has pecado contra Dios… o piensas que solamente tomaste decisiones equivocadas… quizá lo único que pasó fue que quisiste hacer la voluntad de Dios en tus propias fuerzas y con tus propios medios.

Déjame decirte que cualquiera que haya sido tu caso es pecado contra el Señor… Porque el pecado es vivir independiente de Dios. 

¡Espera! No dejes de leer… 

Mira: Dios es bueno y no te va a dejar en ese lugar de desierto o cautiverio en que ahora te encuentras. 

Dios te ama con amor eterno y no permitirá que permanezcas para siempre sin fruto, hundida en la tristeza, la culpa o el dolor.

Antes de pasar a las promesas quiero puntualizar tres cosas que son importantes para el cumplimiento de estas promesas de restauración:

1.- Hay un tiempo marcado para finalizar el exilio. «Cuando se cumplan los setenta años de Babilonia, yo iré a visitarlos» (v. 10). Tu tiempo de desierto se terminará y Dios tocará tu corazón para sanidad.

2.- Es necesario acercarse a Él con un corazón arrepentido y sincero. «Cuando ustedes me busquen, me hallarán, si me buscan de todo corazón» (v. 13). Dios estará más que dispuesto para atenderte, siempre que tu corazón sea totalmente para Él.

3.- Dios ha permitido todo cuanto has pasado«Yo haré que ustedes vuelvan al lugar de donde permití que se los llevaran» (v. 14). Dios dispuso que las cosas sucedieran así como fueron, porque hay algunas cosas que es necesario que tú aprendas.

Ahora sí, aquí tienes las tres promesas de restauración que Dios te da hoy:

1.- Te ubica en tu lugar de origen. «Les cumpliré mi promesa de hacerlos volver a este lugar» (v. 10); «y yo haré que vuelvan de su exilio… Yo haré que ustedes vuelvan al lugar de donde permití que se los llevaran» (v. 14). Tu lugar de origen es el corazón de Dios. El lugar a donde tú perteneces es su presencia… Son sus brazos el hogar que nunca debiste haber dejado.

También esta promesa tiene un sentido que puede ser literal: Dios te hará volver a tu tierra, a tu familia, o a tu empleo, tu empresa… Tal vez se trate de restaurar tu salud... o devolverá la prosperidad en el área económica... Quizá se trata de un ministerio, o a tu hogar espiritual.

El punto es que el Señor te llevará de nuevo a ese sitio donde estás más segura, más bendecida y más cerca de su voluntad.

2.- Planea tu futuro. «Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza» (v. 11). Dios ya planeó tu bendición… No tienes que preocuparte por lo que puede pasar. Desecha el temor de que algo salga mal cuando estés de nuevo en tu hogar.

Si no te apartas del Señor, Él se encargará de que no cometas los mismos errores, te envolverá con su amor y sabiduría de tal manera que no vuelvas a equivocarte en tus decisiones.

Dios ya se encargó de planear tu futuro para bien. Él te usará como instrumento de bendición para mucha gente. Multiplicará los dones que ha puesto en ti, para gloria de su nombre.

Él tiene tareas específicas para ti… tareas que nadie más podrá desempeñar, porque son plazas creadas exclusivamente para que tú las desarrolles.

3.- Responde tus oraciones. «Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones» (v. 12). Nunca más el Señor cerrará sus oídos a tus oraciones. Todo lo que pidas en el nombre de Jesús te lo dará… Cualquiera que sea tu necesidad, la atenderá en el tiempo que sea conveniente.

Estarás tan cerca de Dios que escuchará tu oración aunque no abras la boca para pedirle… Mira:

«Antes de que me pidan ayuda, yo les responderé; no habrán terminado de hablar cuando ya los habré escuchado». Isaías 65:24


Amiga, yo no sé cuál sea tu cautiverio; pero Dios me ha enviado a decirte hoy que Él ya marcó un límite para eso, que está dispuesto a volverse a ti y restaurar tu relación con Él, que tiene grandes proyectos para ti y que todas tus oraciones serán respondidas.

No pierdas la esperanza. Vuélvete al Señor y muy pronto te dará detalles para que emprendas el viaje de regreso a su corazón. ¿No es maravilloso?
~~~
Aquí abajo te dejo algunas sugerencias para otros mensajes de bendición. No te olvides de dejar tu comentario y compartir este post a quien tú consideres que lo necesite.

Que Dios te guarde en tu camino de regreso a casa, un gran abrazo de tu amiga,


Lidia E. Cames

1 comentarios:

Write comentarios
Linda C R
AUTHOR
28 de febrero de 2017, 15:58 delete

Amén gracias Dios Padre por tu amor se que sin ti nada soy perdoname padre por fallarte se que en mis fuerzas no puedo gracias por no soltarme de tu mano la Gloria sea para ti aleluya su Santo nombre 🙏🙌

Reply
avatar