Junto a aguas de reposo

06:30 0 Comments A+ a-

junto a aguas de reposo reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

Hoy reflexionamos sobre lo que significa “junto a aguas de reposo” del versículo 2 del Salmo 23:

«En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará». Salmo 23:1,2 

La primera responsabilidad del pastor de un rebaño es proveer a las ovejas de todo lo que necesiten: comida, bebida y descanso. 

Jesús dijo: ‘Yo soy el Buen Pastor’. Si Él es tu Pastor es porque crees en Él y lo sigues. Esto te convierte en su oveja. 


Puedes leer también: Nada te faltará

Así que Jesús te provee hoy de comida, bebida y descanso, en el sentido material y espiritual… Él es el Pan de Vida, Él es Agua Viva y sólo en Él hallarás descanso total.

Deja que Jesús sea hoy tu verdadero Pastor y te dará todo lo que necesites (lo que no tengas este día será porque no lo necesitas), permite que Él sea el Pastor y tú la oveja…

Casi siempre esto es difícil porque has estado acostumbrada a vivir en tus propias fuerzas y recursos. Todas necesitamos aprender a ser pastoreadas, requiere de un esfuerzo constante y decidir esperar en el Señor por su provisión, ayuda y protección.

Si tus circunstancias son difíciles, deja que sea el Señor quien se encarge de solucionarlas... Procura siempre tener una actitud de confianza en Él, alejando preocupación y/o estrés de ti. Esto es descansar «junto a aguas de reposo».

Entre tanto que tú esperas en Él, todo tu ser será renovado desde el interior hacia lo exterior… La frescura del Espíritu Santo te invadirá y tus fuerzas serán aumentadas, porque la paz que Jesús te da es especial y muy diferente a las fuentes de paz que ofrece el mundo.

Te sugiero que leas: Protección, provisión y prosperidad

Descansa en la seguridad de que Él se hará cargo de todo aquello que te preocupa. Recibe su paz mientras confías en que Él te estará protegiendo y proveyendo… Llénate de Jesús… Él es el agua viva que calma tu ansiedad… Él es el reposo para tu alma.

Oramos:

"Ven Jesús, a mi corazón y ocúpalo, calma esta sed de amor, esta necesidad de perdón, restaura mi corazón. 

Hoy elijo que seas mi Pastor y acepto descansar en ti, confiando en que tú sabes lo que es mejor para mí en las situaciones difíciles que ahora vivo. Recibo la paz sobrenatural que tú me das.

Quiero vivir segura en ti, llena mi vida de toda la bondad y misericordia de Dios; porque teniéndote a ti no me hace falta nada más. Amén."

(Entrada antigua: "El Señor es mi pastor")