¿Cómo construir un año grandioso?

23:11 0 Comments A+ a-

cómo construir un año grandioso mensaje de año nuevo arcoiris de promesas
Descarga e imprime un calendario con esta imagen. Al final del artículo está el enlace.

La clave para construir un año grandioso está en construir un buen día cada vez… El año se completa con 365 días. Tener un feliz año significa decidir ser feliz 365 veces al año… cada mañana.

¿Estarás dispuesta a hacer que cada día sea especial?

Tomar la decisión de tener un buen día es fácil… lo que es menos fácil es mantenerse en esa decisión.

Lo ideal es vivir con la alegría que nos da saber que Dios ha diseñado cada día, de cada semana, de cada mes, de todos los meses del año. El siguiente pasaje bíblico debería ser suficiente para tener gozo todos los días de tu vida:

«Este es el día que hizo el SEÑOR; nos gozaremos y alegraremos en él». Salmo 118:24

Puedes proponerte firmemente tener un excelente día… y lo logras si te encuentras en un amanecer en la playa… o disfrutando del agua fresca de una cascada… cuando en el trabajo todo fluye a la perfección… cuando la familia está unida y no hay contratiempos, no?

Pero ¿cómo tener un excelente día cuando no sonó el despertador y te levantas tarde para ir al trabajo, o llevar los niños a la escuela? ¿O cuando antes de salir el perro regó la basura por todo el patio?

O peor todavía:

Si hay alguien enfermo en la familia… qué tal si la enferma eres tú, ¿podrás mantenerte en la decisión de estar gozosa cuando no tienes trabajo?... ¿o cuando se ha ido para siempre un ser amado?

Cualquier cosa puede pasar para perder el gozo y dejar pasar la oportunidad de tener un buen día o un buen año.
No se debe perder de vista que esos días también los ha hecho el Señor. A ti y a mí nos toca estar muy atentas para no caer en las trampas de las circunstancias y dejar que el desánimo y la tristeza lo arruinen.

Si dejamos que un día sea arruinado por las circunstancias, será fácil que los días que siguen también lo sean.

¿Qué hacer? Aquí unas sugerencias:

1.- No vivas en el pasado. Ayer ya pasó. «Este es el día». Esta es tu oportunidad. Se trata de ser feliz hoy para que mañana no tengas remordimientos.

2.- Deja que Jesús te envuelva en su gracia, en su amor y misericordia. Cuando las situaciones te rebasan, Él toma el control. Confía en Él, seguro que Él tiene un buen plan, porque te ama con amor eterno.

3.- Cree que «aunque andes en valle de sombra de muerte», Dios está contigo, no te dejará. Gózate por su presencia acompañándote en medio de la adversidad.

4.- Acepta que el Señor es soberano y que su voluntad es buena, agradable y perfecta. Él te guiará amorosamente hacia donde tú debes de estar. Sólo abandónate en sus brazos.


La próxima vez que te sientas abrumado por un mal día, examina tu perspectiva con tres preguntas:

1.- ¿De qué me siento culpable?
2.- ¿Qué me tiene preocupado(a)?
3.- ¿Cuál es mi motivación en la vida?

Reflexiona en tus respuestas y recuerda:

El ayer… perdonado.
El mañana… ofrendado.
El hoy… despejado.

El designio de Jesús para un buen día tiene mucho sentido. Su gracia borra la culpa. Su cuidado quita el temor. Su dirección elimina la confusión. MAX LUCADO.


Empieza a construir día a día, desde el primer día del año elige sólo tener buenos días. Te aseguro que tendrás un fabuloso año 2017.

Te dejo el enlace para que descargues un calendario de este año, lo puedes imprimir. Pégalo en un lugar visible; el espejo del tocador, en el refrigerador, en la puerta del baño…

Tiene un recordatorio de que cada día, con sus afanes, sus glorias y sus situaciones lo hizo el Señor para que tú y yo nos alegremos siempre.

Te sugiero que empieces marcando cada día de victoria que tengas… cada mañana decide empezar con actitud de gozo y paz y cada noche cierra con una oración de agradecimiento por el cuidado de Dios en tu vida y en tu familia.

El año 2017 será de bendición, de paz y bienestar… Estoy segura. En el nombre de Jesús.

Comenta si tienes alguna sugerencia para tener un mejor año y no olvides compartir este post para bendición de muchos.

¡Feliz Año Nuevo!

Un abrazo,

Lidia E. Cames