Dos realidades bíblicas acerca de la oración

06:30 0 Comments A+ a-

dos realidades bíblicas acerca de la oración enseñanzas bíblicas mensajes cristianos

Quiero alentar tu fe platicándote dos realidades bíblicas acerca de tus oraciones. Necesitas fijarlas en tu mente y creerlas con tu espíritu.

Este tema te bendecirá si estás empezando a relacionarte con Dios, pero también si ya tienes un tiempo caminando con Él y estás pasando por un tiempo de “cielos como de bronce”…  Cuando parece que tus oraciones chocan con el techo de tu casa.

Hay dos cosas importantes que debes de saber acerca de tus oraciones:

1.- Tus oraciones tienen un destino. Ninguna de ellas se pierde en el aire. Todas llegan hasta el trono de Dios. Todas son escuchadas:

«…Y el Señor los escuchó, y su oración llegó hasta el cielo, el lugar donde el Dios santo reside». 2 Crónicas 30:27
«Pero en mi angustia, clamé al Señor; sí, oré a mi Dios para pedirle ayuda. Él me oyó desde su santuario; mi clamor llegó a sus oídos». Salmo 18:6

Estos dos pasajes son testimonios de que las oraciones llegan hasta donde Dios está.
Sin importar lo que tú percibas en el momento de tu oración decide creer que el Señor está escuchando… Sus oídos están atentos a tus súplicas cuando le pides ayuda.
Siempre va a acudir a ti extendiendo su mano para salvarte de esa situación que estás pasando… Porque a Él le agrada tu fe decidida y firme… conoce tu corazón íntegro y humilde.

2.- Tus oraciones son poderosas. No minimices tus oraciones: tus oraciones de fe tienen mucho poder y dan resultados maravillosos… Dios siempre responde.

dos realidades bíblicas acerca de la oración enseñanzas bíblicas mensajes cristianos

Tú eres esa persona justa porque has creído y te has refugiado bajo la sangre perdonadora de Jesús… porque vives bajo su gracia y tienes un corazón dispuesto para el Señor…
Tus oraciones son poderosas siempre que ores con la fe puesta en el Dios que todo lo puede, sabiendo que todo lo que le pides en oración te será concedido… Te recuerdo que «El justo por su fe vivirá» (Romanos 1:17).

La ayuda viene en camino. Sólo confía… tal vez debas poner en práctica la paciencia para esperar en Dios con la actitud correcta: con gozo y con paz… Con la seguridad de que Dios es fiel y no deja ninguna oración sin contestar.

Que el día de hoy tu fe y tu paciencia sean fortalecidas por el poder del Espíritu Santo que es tu Ayudador.

Coméntanos tu experiencia con oraciones respondidas y si te bendice este artículo compártelo, tal vez sea de bendición para alguien más.

En el amor del Señor Jesús, tu amiga

Lidia E. Cames