Cómo retomar mi fe en Dios

06:30 0 Comments A+ a-

cómo retomar mi fe en dios consejería cristiana bíblica

Una amiga valiente me escribe para preguntar: “¿Cómo retomar mi fe en Dios?”.

Respuesta:

Esta es una pregunta muy interesante, pero al mismo tiempo tan personal; porque volverse a Dios no es algo que se logre con una fórmula, sino con decisiones firmes de volverse al Señor.

Querida amiga, no hay otra forma de restaurar tu fe, sino volviéndose a Jesús… No temas en acercarte a Él. Cualquiera que haya sido la razón para que tu fe se rompiera, toma en cuenta que el Señor jamás te abandona y siempre está dándote la oportunidad de que te vuelvas a Él con todo tu corazón.

«Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras». Salmo 145:8

Por otro lado, Jesús nunca te rechazará. Si le buscas con un corazón arrepentido y sincero, seguramente tendrás su total atención y aceptación.

«Al que a mí viene, no le echo fuera». Juan 6:37

¿Por qué buscar a Jesús?

Porque Él es quien hace nacer la fe en tu corazón, Él la hace crecer y la perfecciona en tu corazón.

«Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona». Hebreos 12:2

Ahora, ¿cómo buscar a Jesús? Es tan sencillo como hacer una oración sincera:

“Señor Jesús: Reconozco tu presencia en mi vida. Sé que tú vives en mí porque te he aceptado como mi Salvador. Sé que moriste por mí y que puedes resucitar las áreas muertas de mi vida. Muéstrame los lugares en los cuales no estoy caminando de acuerdo a lo que tú tienes para mí. Hago un nuevo compromiso para vivir como tú quieres que viva. Dame nueva vida y nueva fe, para volver a caminar de tu mano. Amén”.

Amiga, vuelve a cultivar el hábito de la oración para fortalecer tu relación con Dios… Lee la Palabra de Dios para que alimentes tu fe al recordar las promesas que Él tiene para tu vida.

Es muy importante que busques una iglesia para congregarte. Necesitas relacionarte con personas de fe y que amen a Dios para que puedas ser animada a continuar en los momentos en que el enemigo quiera hacerte retroceder.

De verdad deseo que tu vida espiritual sea restaurada y fortalecida y que puedas gozar de las abundantes bendiciones que Dios tiene para quienes le aman.

Que Dios te haga fuerte, amiga… Un abrazo!


Lidia E. Cames