La humildad ante Dios

15:10 0 Comments A+ a-


Es básica e importante nuestra humildad ante Dios. ¿Qué es esto? 

Humillarnos ante Dios:


  • Es reconocer que Él es soberano y aceptar su gobierno en nuestra vida..

  • Es hacer lo que Él nos dice que hagamos... 

  • Obedecer su Palabra...

  • No es sólo decir "me humillo ante ti, Señor"...

  • Es buscar agradarle con nuestra vida...


Hoy hablaremos de lo que Jesús nos enseñó con sus palabras y con su ejemplo: El perdón.

La otra cara del perdón. Pedir perdón es tan necesario como el perdonar. Es necesario que primero aprendamos a reconocer nuestros errores… 

Por eso, si llevas al altar del templo una ofrenda para Dios, y allí te acuerdas de que alguien está enojado contigo, deja la ofrenda delante del altar, ve de inmediato a reconciliarte con esa persona, y después de eso regresa a presentar tu ofrenda a Dios.” Mateo 5:23, 24

Oremos para que el Espíritu Santo nos convenza de pecado… así será más fácil porque nos damos cuenta cuando ofendemos a alguien, el siguiente paso es reunir suficiente humildad y valentía para pedir perdón. 

Un corazón humilde es algo que nosotros decidimos pero es algo por lo que tenemos que orar… Ser humilde es una actitud que no es fácil tenerla sin la ayuda del Espíritu Santo. 

El último paso es buscar la restitución del daño hecho a la otra persona. Hacer lo posible para que la herida que le causamos con nuestra ofensa sea sanada. Sólo así Dios va a aceptar nuestras ofrendas de adoración y entrega a Él.

Tu servicio y adoración a Dios sólo es agradable cuando perdonamos, pero también cuando aprendemos a pedir perdón.

Tanto el perdonar como el pedir perdón son algunos aspectos de la humildad.

¿Qué opinas? 

Comparte este corto artículo si consideras que pueda serle útil a alguien.