VIDEO: 10 promesas de bendición

03:38 2 Comments A+ a-



Las diez promesas de bendición que contiene este video están escritas en Deuteronomio 28:1-14… Es muy claro que Dios quiere bendecirnos, para hacernos cómoda y placentera la vida aquí en la tierra.

Sin embargo esto no será posible si nosotras no tomamos en cuenta los primeros versículos de este pasaje:

«Si obedeces al Señor tu Dios en todo y cumples cuidadosamente sus mandatos que te entrego hoy, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las demás naciones del mundo.
Si obedeces al Señor tu Dios, recibirás las siguientes bendiciones»: Deuteronomio 28:1-2




La obediencia es la clave para recibir las bendiciones… El Señor nos da premios con tal de que aprendamos a depender de Él mientras vivimos en esta tierra.

Al mismo tiempo que obedecemos, nosotras iremos conociendo más a Dios y podremos tener una relación más personal con Él.

Sin más explicaciones, paso a nombrarte sólo diez de estas promesas:

1.- Vivirás bien donde sea que habites, en la ciudad o en el campo. (v. 3) «Bendito serás tú en la ciudad, y bendito en el campo». Si vives en la ciudad, Dios te bendecirá con un buen trabajo o un negocio próspero. Si vives en el campo, Dios te bendecirá en tus cosechas y en tus ganados.

2.- Tus hijos serán benditos. (v. 4a) «Bendito será el fruto de tu vientre». Ten la seguridad de que tus hijos serán exitosos, serán los mejores… y muy prósperos.

3.- Tu trabajo y tus negocios serán productivos. (v.4b) «Bendito será… el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, y las crías de tus vacas y los rebaños de tus ovejas». El trabajo que desempeñes será de lo mejor, tu fuerza para trabajar siempre será total y cualquier negocio donde tú inviertas tu dinero será multiplicado.

4.- Tus alacenas estarán llenas siempre. (v.5) «Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar». Siempre tendrás comida guardada en tu despensa, tu refrigerador estará lleno siempre y no faltará el alimento en tu casa.

5.- Tendrás éxito en todo lo que hagas. (v. 6) «Vayas donde vayas y en todo lo que hagas, serás bendito». Ya sea que trabajes en tu casa, o fuera de ella, tendrás una gran ganancia… Aún si tienes que viajar para realizar tu trabajo, Dios bendecirá todo lo que hagas.

6.- Tendrás protección de cualquier ataque o agresión. (v. 7) «El Señor derrotará a tus enemigos que se levanten contra ti. Por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de ti». Cualquier conspiración en tu contra será disuelta, los planes que el enemigo quiera usar para perjudicarte serán confundidos y nada podrá robarte las bendiciones que Dios te ha dado.

7.- Todo lo que hagas será prosperado. (v. 8) «El Señor enviará su bendición sobre tus graneros y sobre todo aquello en que pongas tu mano, y te bendecirá en la tierra que el Señor tu Dios te da». Se multiplicarán las ganancias de todo lo que emprendas… Bendecirá tus ahorros (en los graneros se guarda la cosecha).

8.- En su tiempo te lloverán las oportunidades de trabajo. (v. 12a) «El Señor enviará lluvias en el tiempo oportuno desde su inagotable tesoro en los cielos y bendecirá todo tu trabajo». Lluvia significa bendición, por lo tanto tendrás ofertas de trabajo, los negocios más prometedores llegarán a tu puerta y su rendimiento será abundante.

9.- Nunca tendrás que pedir prestado. (v. 12b) «Tú prestarás a muchas naciones pero jamás tendrás necesidad de pedirles prestado». De tu casa huirán para siempre las deudas… Es más: Tendrás tanto que podrás prestar a los que necesiten.

10.- Siempre serás la mejor en todo lo que hagas. (v. 14b) «El Señor te pondrá a la cabeza y no en la cola, y siempre estarás en la cima, nunca por debajo». Dios te pondrá en posiciones de importancia, serás punta de lanza, influencia e inspiración para los que te observan. Serás un ejemplo a seguir.

Hay muchas más bendiciones en esta porción bíblica… Seguramente cuando tú leas y medites encontrarás por lo menos otras diez promesas.

Pero no hay que perder de vista que son promesas para los obedientes… Necesitamos leer la Palabra de Dios para conocer todo lo que Dios quiere que obedezcamos. Meditemos, memoricemos, y pongamos en práctica la enseñanza que el Señor nos da.

La voluntad de Dios es que tú y yo seamos benditas y prosperadas abundantemente. Nos conviene ser obedientes.

«Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.

Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas”». Josué 1:8-9  

2 comentarios

Write comentarios
Anónimo
AUTHOR
27 de septiembre de 2016, 10:42 delete

CREO EN TODAS ESTAS PROMESAS REALES EN MI VIDA. AMÉN

Reply
avatar