Una gran promesa

12:41 0 Comments A+ a-

una gran promesa mensajes cristianos de aliento

Esta es una gran promesa para esos días en que sientes que nadie te ama… Es más: pareciera que el mundo te odia. Dios promete darte una hermosura especial y además serás motivo de alegría para quienes tengan la dicha de encontrarse contigo.

«En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos». Isaías 60:15

Tal vez has vivido el abandono o rechazo de personas que han sido figuras importantes en tu vida: tus padres, tu esposo, tus hijos o tal vez alguna amiga muy querida… Esto ha abierto la puerta para que Satanás plante mentiras en tu corazón:

-- “Siempre estarás sola”
-- “Nadie te amará jamás”
-- “No eres importante para nadie”
-- “No eres aceptada en ningún lugar”
-- “Todos te rechazan”

Y podría seguir la lista de flechas envenenadas que usa el enemigo para robarte el valor que Dios te ha dado… Todas estas mentiras no permiten que vivas en las promesas que la Palabra de Dios tiene para ti.

Hoy puedes tener una nueva esperanza, porque Dios promete que te dará una nueva condición… Todo lo negativo que te ha perseguido hasta hoy, se transformará en gloria, hermosura y gozo.

Nunca más te sentirás abandonada ni despreciada, porque el Señor te dice hoy que Él está contigo y promete no dejarte sola jamás:

«No te desampararé, ni te dejaré». Hebreos 13:5

Dios hará que seas motivo de orgullo… te hará gloriosa y a causa de ti muchos tendrán alegría… Serás un canal de amor y bendición para todos los que te rodean.

El Señor pondrá una luz especial sobre ti, una gloria que sólo puede venir de Él. Tu vida brillará y tendrá tal resplandor que nunca más te sentirás sola o rechazada.

¿Cómo puede ser posible esto?

Por medio de Jesucristo. Él es quien va a reconciliarte con Dios… Si tú crees que Jesús es tu Señor y Salvador, entonces puedes estar segura que Dios cumplirá esta promesa en tu vida.

«La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno». Juan 17:22


Cristo murió en la cruz para que todas las promesas de salvación, protección, sanidad y de toda índole se hagan realidad. 

Sólo tienes que creer con firmeza y esperar el cumplimiento de cada palabra escrita en la Biblia... Es por la fe y la paciencia que se reciben las promesas de Dios.