Victoria sobre tus enemigos

06:30 0 Comments A+ a-

victoria sobre tus enemigos reflexiones cristianas con imágenes

La promesa de Dios para hoy es darte la victoria sobre tus enemigos.

Cada minuto de tu día debes confiar en esta promesa… No olvides en cada cosa que hagas, que Dios siempre está contigo.

Vas a derrotar a tus enemigos, porque Dios peleará por ti en esas luchas que enfrentas diariamente.

Tal vez tengas en tu mente esta pregunta: ¿De qué luchas hablas? ¿Cuáles enemigos?

Todo el tiempo te enfrentas a diferentes luchas: con el mundo… con tu mente… con tu voluntad… con tu boca… con el enemigo de tu alma…

No olvides que tus enemigos no son las personas… Son enemigos espirituales que quieren robarte lo que Dios te ha dado no son de carne y hueso, ellos son:

 El mundo:
 «¿No saben ustedes que ser amigos del mundo es ser enemigos de Dios? Cualquiera que decide ser amigo del mundo, se vuelve enemigo de Dios». Santiago 4:4

Tener amistad con el mundo es dejar a Dios para seguir las riquezas, el poder, las influencias, las ideologías que no incluyen el orden divino, sino el de los humanos.

El arma que Dios te da está en Romanos 12:2
«No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta».

 La carne:
«Porque el deseo de la carne se opone al Espíritu, y el del Espíritu se opone a la carne; y éstos se oponen entre sí para que ustedes no hagan lo que quisieran hacer». Gálatas 5:17

El deseo de la carne es la naturaleza pecaminosa que todos tenemos… los instintos y los impulsos. La naturaleza carnal tiene que ser dominada por el Espíritu Santo. Los versículos 19-21 enumera lo que le gusta a la carne: «Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos».

El arma para luchar contra este enemigo está en Gálatas 5:16
«Dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa».

 El diablo
«Sean prudentes y manténganse atentos, porque su enemigo es el diablo, y él anda como un león rugiente, buscando a quien devorar». 1 Pedro 5:8.

El diablo es tu enemigo, porque odia todo lo que Dios ama… Tú eres muy amada por Dios y Satanás quiere hacerte caer en el pecado para alejarte de Él.

Santiago 4:7 nos da la mejor arma contra el diablo:
«Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes».



Pero la promesa es que Dios te hará salir triunfante en cada batalla que te toque enfrentar contra cualquiera de estos tres enemigos.

El Señor se encargará de fortalecer tu fe para que bajo su protección te encuentres segura, mientras que Él pone a tus enemigos bajo tus pies.

La próxima vez que te encuentres frente a un problema, tómate un tiempo de oración para pedirle a Dios que te muestre cuál es el enemigo que te está atacando… y pídele con toda confianza que te dé la victoria.

Confía en que saldrás victoriosa de todo, con Dios a tu lado no hay enemigos grandes; porque mayor es Él que el que está en el mundo.

Todos los días son de victoria sobre todos tus enemigos, porque de tu lado está Dios Todopoderoso.