Protección amorosa y permanente

06:30 0 Comments A+ a-


Ningún operativo de policía o destacamento de soldados te dará protección amorosa y permanente, ni podrá defenderte con tanta eficacia y bondad como lo hace nuestro Dios Todopoderoso… 

«Misericordia mía y mi castillo, fortaleza mía y mi libertador, escudo mío, en quien he confiado; el que sujeta a mi pueblo debajo de mí». Salmo 144:2

Pero lo que más llama mi atención y me gustaría trasmitirte es el amor con que Dios te cuida.

Nadie habrá que te proteja, te dé resguardo y te haga libre de tus perseguidores con amor incondicional… La misericordia de Dios es ese amor inmerecido que se extiende hacia cada uno de sus hijos.

A Dios nadie lo contrató para cuidarte, sino que Él decidió amarte desde el principio; por lo tanto, tiene cuidado amoroso de cada uno de tus pasos.

Tú activas esta misericordiosa protección creyendo… Necesitas confiar…

No te preocupes, no te mortifiques… echa fuera ansiedad y temor… confía…

Con toda tu confianza puesta en el Señor no existen amenazas que deban preocuparte… puedes acudir a Él para recibir su amor y bondad.

En Dios encuentras todo un equipo de defensa que te ayudará en toda situación de peligro: te guarda… te protege… te fortalece… te libra de cualquier opresión del enemigo.

Acércate a Él por medio de Jesucristo, nada te dañará cuando lo tienes como tu máximo protector.

Rechaza el miedo y vive libre y feliz creyendo esta poderosa promesa del Dios que nunca miente porque no es hombre ni hijo de hombre para que se arrepienta… Descansa en Él.