Cinco factores que determinan quienes son hijos de Dios

07:02 0 Comments A+ a-

cinco factores que determinan quienes son hijos de dios mensajes cristianos con imágenes arcoiris de promesas

Hoy te platico de cinco factores que determinan quiénes son hijos de Dios

¿Has oído que dicen por ahí que todos somos hijos de Dios? Bíblicamente esto es falso. No todos los humanos son hijos de Dios. Todos somos creación de Dios, pero ser hijos de Dios es otra cosa muy diferente.

La Palabra de Dios nos muestra estos cinco rasgos que te hacen ser una hija de Dios:

1.- Creer en Jesús como Señor y Salvador:

«Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios». Juan 1:12

En este versículo se refiere a la «luz verdadera, que alumbra a todo hombre,» y que «venía a este mundo» (v. 9). Esta luz es Jesús… Él dijo: «Yo soy la luz del mundo» (Juan 8:12)

Quiere decir que la fe en lo que Jesucristo hizo en la cruz es suficiente para que tú seas llamada hija de Dios. Se trata de creer que su sacrificio y su sangre derramada te limpian de todo pecado y culpa, para que tengas el derecho de ser hija de Dios.

2.- Ser guiados por el Espíritu Santo:

«Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios». Romanos 8:14

Cuando tú aceptas que Jesús es tu Señor y Salvador, inmediatamente el Espíritu Santo viene a vivir en ti… Pero ahí no termina todo: Es necesario que te dejes dirigir por Él.

¿Cómo sabes si eres dirigida por el Espíritu Santo?

«Porque el fruto del Espíritu se manifiesta en toda bondad, justicia y verdad».

El Espíritu de Dios siempre te va a llevar a todo lo que es bueno, recto y verdadero.

3.- Ser pacificadores:

«Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios». Mateo 5:9

Los pacificadores son los que procuran siempre que haya paz y armonía entre todos… Una hija de Dios detiene una contienda, no la alimenta… Una hija de Dios siempre invita a la reconciliación, no a la división.

4.- Alejarse del pecado:

«Ninguno que sea hijo de Dios practica el pecado, porque tiene en sí mismo el germen de la vida de Dios; y no puede seguir pecando porque es hijo de Dios». 1 Juan 3:9

Esto es algo que logras cuando eres dirigida por el Espíritu Santo, es un proceso que comienza cuando dispones tu corazón para vivir de manera diferente… Cuando te das cuenta que eres hija de Dios, decides vivir como tal.

5.- Brillar con un buen testimonio:

«Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta». Filipenses 2:15

Concluimos que solamente son hijos de Dios quienes creen en Jesús como su Señor y Salvador, los que son guiados por el Espíritu Santo, los pacificadores, los que se alejan del pecado y quienes dan buen testimonio con su vida.


¿Y tú?¿Eres una hija de Dios? 

Deja tu comentario y no olvides compartir este post con una amiga... Dios te bendiga abundantemente.

Tu amiga,

Lidia E. Cames