El Espíritu de Dios está sobre ti

08:01 0 Comments A+ a-

el espíritu de dios está sobre ti mensajes cristianos con imágenes

Tal vez has dudado alguna vez que el Espíritu de Dios está sobre ti… Quizá te has sentido débil e incapaz para realizar la obra que el Señor quiere que tú hagas, o para dejar de hacer lo que Dios no quiere que hagas. En esos momentos recuerda esta Palabra de Dios:

«El Espíritu del SEÑOR Soberano está sobre mí, porque el SEÑOR me ha ungido para llevar buenas noticias a los pobres. Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado y a proclamar que los cautivos serán liberados y que los prisioneros serán puestos en libertad». Isaías 61:1

Desde que tú creíste en el sacrificio de Jesús en la cruz, el Espíritu de Dios está sobre ti. Esta es una promesa cumplida que conviene que la creas.

Cuando el Señor te ha ungido con su Espíritu estás preparada para hacer lo que nunca has hecho antes: 

Hablar de lo nuevo que Dios ha hecho en tu vida…

Dar esperanza al que ya la perdió…

Consolar a los que estén tristes…

Levantar al que ya no tiene ninguna fuerza…

El Espíritu Santo es la persona que tiene el poder necesario para moverte a hacer la voluntad de Dios, seguir sus pasos y hacer el trabajo que te ha encomendado.

Necesitas buscar esa unción todos los días y decirte a ti misma esta escritura… Tu ser entero lo debe saber y comprender.

Al apropiarte de esta promesa ya no vivirás más debajo del nivel de fe y fortaleza que Dios desea para ti… Ya no tendrás que hacer nada con tu esfuerzo, sino que el Espíritu Santo hará que tu interior sea transformado con el poder de Dios.

Si has aceptado a Cristo como tu Señor y Salvador no dudes que el Espíritu de Dios está sobre ti… y que te capacita para poder hacer todo lo que te propongas, siempre que esté en el marco de la voluntad de Dios establecida en su Palabra.

Te animo a que cuando vengan esos momentos de debilidad e incapacidad, declares con tu boca la Palabra de Dios con fe:


El Espíritu de Dios está sobre mí, porque Él me ha ungido para predicar, para consolar y para proclamar libertad”.

Seguro que tu vida tendrá fortaleza nueva, nuevo propósito, nueva relación con Dios y con tu prójimo.