¿De veras crees?

06:30 0 Comments A+ a-

de veras crees mensajes cristianos de aliento y motivación

Algunas veces cuando estoy orando para pedirle algo al Señor… me asalta esta pregunta: ¿De veras crees? Y me contesto: “Yo decido creerle al Señor… y de ahí no me muevo”.

Y es que la clave para vivir  en el reino de los cielos es la fe. Con ella tienes acceso a todas las bendiciones que te corresponden… aquellas que Dios ya asignó para ti desde el principio de los tiempos.

Necesitar algo con urgencia no es lo mismo que tener mucha fe.

Tener fe es la decisión de creer firmemente que recibirás aquello que le estás pidiendo a Dios.

La fe no permite que las circunstancias te desanimen… La fe se levanta encima de las circunstancias y mira a las alturas, donde está el trono de Dios.

Tu fe debe estar enfocada hacia dos principios que están en la Palabra de Dios:

1.- La voluntad de Dios. Si tienes fe cualquier cosa que tú pidas a Dios la verás realizada en tu vida, siempre que tu petición sea dentro del marco de la voluntad de Dios…

¿Por qué?...

Porque la voluntad de Dios siempre se dirige hacia tu bendición, Dios siempre quiere lo mejor para ti. Algunas veces la voluntad de Dios difiere de tu voluntad... no siempre está de acuerdo con los deseos de nosotros.

«Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye». 1 Juan 5:14

2.- El nombre de Jesús. Otra cosa que te lleva a ver tus oraciones contestadas es pedir en el nombre de Jesús, porque Jesús es nuestro único intercesor ante el Padre… por medio de Jesús tienes entrada hasta el trono de la gracia. Estas son palabras de Jesús a sus discípulos:

«Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré». Juan 14:14

Así que te animo que cuando ores, lo hagas con fe… te pongas en línea con la voluntad de Dios y te aferres a Jesús de Nazareth.

Si crees que tu fe es muy pequeña, o que es débil, pide a Jesús que te la aumente y fortalezca, Él es quien te da la fe y te la perfecciona:

«… fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe». Hebreos 12:2


Seguro que Dios te sorprenderá… Hará tremendas cosas en tu vida, en tu familia y/o en las circunstancias.