No necesito más

06:30 2 Comments A+ a-


Es muy difícil para nosotras decirle a Dios: "Señor, no necesito más que a ti en esta tierra. No me preocuparé por nada.

Es bueno que aprendamos que nuestro Dios es todo lo que necesitamos, aun en medio de la más grande necesidad, prueba o aflicción.

Hay dos razones por la que se nos dificulta depender totalmente de la voluntad de Dios: 

1.- Todas tenemos una tendencia a aferrarnos a nuestros deseos o a nuestras propias expectativas; porque antes hemos vivido en nuestras fuerzas y confiando en los recursos objetivos y palpables.

2.- No queremos sufrir... No estamos acostumbradas a soportar las aflicciones, no hemos aprendido a manejar las frustraciones y no queremos pasar por tiempos de espera.

Aunque el dolor sea grande o la ansiedad parezca sobrepasar los límites de la resistencia, te conviene aprender a depender de Dios para que Él sea tu sostén... tu provisión... tu sanidad... tu paz... tu protección... tu todo. 

Todo lo bueno del Padre te ha sido heredado a través de su Hijo Jesucristo. Por creer en Él ahora eres hija y tienes derecho a todos los privilegios que están prometidos para sus hijos.

Teniendo a Cristo no te falta nada… fuera toda ansiedad y temor de tu vida, porque Dios ha dado a Cristo para que llene todas las carencias de tu vida en todas sus áreas.

Cuando decides que el dador de las bendiciones sea tu fuente de todo bien, experimentarás paz y bienestar al confiar en Él porque tendrás la confianza de que todo lo suplirá.

Sólo confía… cree que es un Dios sobrenatural y que de manera sorprendente te dará todo lo que necesitas… Si lo tienes a Él, tienes todo lo que requieres… si no tienes algo será porque no lo necesitas. 

Recuerda: No siempre lo que deseas es lo que realmente necesitas.

Toma el reto hoy y atrévete a depender totalmente del Señor en todo tiempo y en cualquier circunstancia… Seguro que tendrás una vida diferente. 

Deja que el Espíritu Santo tome el control de tus emociones y sentimientos... Pídele a Dios lo que necesitas y permite que tus pensamientos y tu corazón sean llenos de la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento (Filipenses 4:7).

Dios conoce y suple tus necesidades… lo que deseas es otro asunto. Te animo a que hoy le digas al Señor:


"Tú eres todo lo que necesito, Señor... en ti esperaré".

(Entrada antigua: “Dios es todo”)

2 comentarios

Write comentarios
1 de mayo de 2016, 22:02 delete

Yo personalmente, No necesito más. Dios como mi Pastor me guiará, como mi proveedor, No me faltará nada. Como mi guía, me llevará por el camino correcto, como sanador, estaré con salud pm sana mis dolencias, mi protector, me guarda del mal, mi consolador, me consuela y da paz.
BENDICIONES

Reply
avatar
2 de mayo de 2016, 14:33 delete

Qué lindo! Jesús es la respuesta a todas nuestras necesidades... A todas!

Gracias por tu aportación Doris, que Dios te bendiga!

Reply
avatar