Cómo tener paz en la tormenta

06:30 1 Comments A+ a-

cómo tener paz en la tormenta devocionales cristianos con imágenes arcoiris de promesas

¿Sucede algo que hoy te tiene con intranquilidad?... ¿Atraviesas por una situación que te da ansiedad?... Tal vez son varias circunstancias que están menguando tu ánimo... y no sabes qué hacer para recuperar tu tranquilidad. 

La Biblia dice:

«Tú guardas en completa paz a quien siempre piensa en ti y pone en ti su confianza». Isaías 26:3

Dios es la fuente de la paz perfecta… lo único que tienes que hacer es pensar en el Señor en medio de la crisis. La clave está en tu pensamiento y en tu determinación de confiar en Dios.

“Pensar en el Señor” significa que antes de angustiarte, dirijas tu mente hacia Él, y procura recordar algunas promesas que Él te da en su Palabra… También te ayudará recordar quién es Dios y el poder tan grande que tiene para actuar a favor de sus hijos. Por ejemplo:

«No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa». Isaías 41:10

«Yo soy el SEÑOR, Dios de toda la humanidad. ¿Hay algo imposible para mí?» Jeremías 32:27

«Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito». Romanos 8:28

«Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad». Salmo 46:1

«Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!». Salmo 27:1

«El Señor es mi pastor; nada me falta». Salmo 23:1

Concentra todos tus pensamientos en el Señor, quien tiene poder para solucionar todo y no permitas que pensamientos de duda o temor entren en tu mente.

Con firmeza y fidelidad piensa siempre que tu confianza está puesta en Jesús quien fue sacrificado en la cruz por nuestra paz. Y por medio de Él tienes acceso al Padre para recibir ayuda en tu tiempo tormenta.

Persevera… Determina que no apartarás tus pensamientos del Señor, quien es bueno y te ama con amor eterno… Él no permitirá que te destruya la adversidad.

Oramos:

"Señor confío en ti para la solución de todas mis situaciones, decido pararme firme en tus promesas para mi vida y mi familia… de aquí no me muevo porque sé que tú eres fiel. Decido enfocar mis pensamientos  en tu poder y tu grandeza para resolver esta dificultad.
Elijo confiar en tu bondad y tu amor incondicional… descanso en tu cuidado y en los propósitos de bien que has preparado para mi vida.

Recibo tu paz y me lleno de ti este día. Declaro fuera de mi vida la ansiedad y la preocupación porque tú te encargas de todos mis asuntos. En el nombre de Jesús. Amén".

(Entrada antigua: "Recupera la paz")

1 comentarios:

Write comentarios