Dos propósitos de las pruebas

06:30 0 Comments A+ a-

dos propósitos de las pruebas mensajes cristianos con imágenes

Para nadie son agradables las pruebas… Porque duelen… La prueba te hace sufrir.

Pero la finalidad de las pruebas no es hacerte sufrir, tampoco son para causarte destrucción… En este pasaje de la Biblia encuentro dos objetivos a conseguir cuando nos encontremos en dificultades:

«Dijo también el Señor:
—Simón, Simón, mira que Satanás los ha pedido a ustedes para sacudirlos como si fueran trigo; pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, ayuda a tus hermanos a permanecer firmes». Lucas 22:31-32

Antes de comentar los dos propósitos de las pruebas, me detengo para hacer una observación:

Nuestro Salvador conoce perfectamente cada plan del enemigo contra nuestras vidas… Aquí lo dice: «…mira que Satanás los ha pedido a ustedes para sacudirlos como si fueran trigo…»

Él ya sabe lo que estás pasando, lo supo desde antes que te sucediera… Ahora estarás pensando: “¡Ajá! ¿Y por qué permitió que me sobreviniera esto tan feo?”

Precisamente ahí es donde nos toca preguntarnos: ¿Para qué está permitiendo esto el Señor?

1.- Para que aprendas a defender tu fe. Dice nuestro pasaje: «…pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe…». Necesitas aferrarte a tu fe… Que no te derrumbes sin levantarte… Que tu fe siempre te hable de una gloriosa esperanza de bendición…

Tienes que saber que Jesús está intercediendo para que puedas mantenerte firme… Nuestro Señor Jesús pide al Padre que tu fe no falle.  Tal vez te tambaleas… o te tropiezas, pero no retrocedas; es posible que te caigas piso; pero no sueltes tu fe… Levántate porque el mismo Dios está sosteniéndote debido a que su amado hijo Jesucristo se lo está pidiendo. No permitas que decaiga tu fe en esa tormenta que te está sacudiendo… Jesús está orando para que seas fuerte… fortaleza está fluyendo del trono de Dios para ti en ese momento difícil.

Esta prueba es una oportunidad para ejercitar tu fe y no permitir que se debilite…

La Palabra de Dios dice que las pruebas sirven para afirmar y purificar la fe… Parece contradictorio, pero las dificultades tienen la finalidad de beneficiar la fe de quien las está experimentando.

«Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas.
Porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca». 1 Pedro 1:6-7

2.- Para capacitarte y ayudar a otros. ¿No te ha pasado que alguien se acerca a ti para platicarte una situación muy parecida a la que tú viviste y ya superaste?... Ése es el plan de Dios.

Mira como lo dice nuestro pasaje: «…Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, ayuda a tus hermanos a permanecer firmes».
La prueba te zarandea, te sacude, te desequilibra… a veces puede hacerte caer; pero como Jesús ha orado por ti para que tu fe no te falte, te aferras a ella y te levantas con una fe renovada y más firme.

Después de esto, estás capacitada para ayudar a quienes estén atravesando por pruebas… Dios te unge de manera especial, te da gracia para alentar a los que se sientan débiles… Te da fortaleza para sostener y alimentar el alma de alguien que esté desfalleciendo por la tribulación.

No te desanimes... Fortalécete en medio de la aflicción, sabiendo que Jesús intercede por ti ante el Padre… y persevera en tu fe para levantarte con nuevas fuerzas; porque después Dios te usará como instrumento de su poder y amor con los que sufren.