Olvidar la vergüenza de tu juventud

06:30 0 Comments A+ a-

olvidar la vergüenza de tu juventud mensajes cristianos con imágenes

¿Cómo podríamos olvidar la vergüenza de las malas decisiones durante la juventud? No queremos recordarlas... pero ahora vivimos con la inseguridad para tomar decisiones correctas en el presente.

Una sola mala decisión puede marcarte y perseguirte toda tu vida, quitándote la paz y la seguridad. Cuando vives en esta situación, es tan difícil recordar el pasado sin esa sensación desagradable que dice: "¿Cómo pudiste?"… o "Qué vergonzoso si alguien se entera"…

Todas tenemos algo en el pasado (o presente) que nos avergüenza y no queremos que alguien sepa; pero no lo decimos... Y hemos vivido con esa temor a ser descubiertas durante días, semanas, meses o años, quizá.


Pero hoy tengo buenas noticias para ti: El Señor promete que olvidarás todos los errores de tu juventud y sus consecuencias, la Palabra de Dios es muy clara y directa:

«No temas, ya no vivirás avergonzada. No tengas temor, no habrá más deshonra para ti. Ya no recordarás la vergüenza de tu juventud ni las tristezas de tu viudez». Isaías 54:4

En este caso la palabra ‘olvidar’ no significa que se borrará de tu memoria. Quiere decir que cuando recuerdes aquellas decisiones equivocadas ya no sentirás vergüenza… Dios borrará la vergüenza y la culpa.

Esta promesa está totalmente cumplida en el sacrificio de Jesús en la cruz... Hay libertad ahí, todo lo que te avergüenza o te acusa, ya fue pagado con la sangre de Cristo, Él ya te perdonó. Sólo créelo. Por fe tienes redención de todos tus pecados… y eso es suficiente.

Platícaselo al Señor y pídele perdón por lo que hiciste, y por haber dejado que la vergüenza se quedara en tu corazón durante este tiempo.

Ya no permitas que el enemigo de tu alma siga avergonzándote o culpándote. Decide tomar del perdón que Dios te otorga y aplícalo a tu vida... Acepta y recibe el perdón de Dios.

Hoy es el día que le pondrás un alto a Satanás y le dirás: “Soy perdonada y redimida, toda la culpa y vergüenza las llevó Jesús en la cruz del Calvario”. Repíteselo cuantas veces sean necesarias, hasta que se retire y te deje en paz.

Dale gracias a Dios por hacerte libre de la vergüenza, alábale por lo que ha hecho en ti...

Cree tu libertad, abrázala y deja que Dios te santifique cada día por medio de Jesucristo tu Señor y Salvador. Él te capacita para ir hacia adelante tomando decisiones con firmeza... Una Palabra de Dios para ti: 

«Pero tú, oh Señor, eres un escudo que me rodea; eres mi gloria, el que sostiene mi cabeza en alto». Salmo 3:3

~~~~~~~~

Mira este tema relacionado: