Recuperar lo perdido

07:00 0 Comments A+ a-

recuperar lo perdido reflexiones cristianas con imágenes

¿Qué has perdido? ¿Necesitas recuperar tu casa? ¿Tu trabajo? ¿Tu familia? ¿Tu paz? ¿El amor? Lo que sea que te haya sido arrebatado, toma en cuenta que no fueron las circunstancias, ni las personas, ni el sistema, sino el enemigo de tu alma que siempre ha querido perjudicar al humano…

El único motivo por el que el diablo quiere perjudicarte es porque Dios te ama… él odia a Dios por lo tanto odia todo lo que Dios ama.

Pero hoy te da el Señor esta gran noticia: Él mismo se enfrentará contra los que te busquen pleito… el que quiera pelear contigo tendrá que hacerlo con Él… Dios tomará tu caso y lo defenderá. Es una promesa fiel:

«Pues así dice el Señor: Ciertamente el cautivo será rescatado del poder del guerrero, y el botín se le arrebatará al tirano; yo defenderé tu causa, y salvaré a tus hijos». Isaías 49:25

Además que todo lo que te ha sido arrebatado por el enemigo te será devuelto… Te devolverá a tu familia, te regresará a tus hijos… Dios está en control de todo.
Tú no vas a pelear… no te vas a exponer… no te vas a preocupar ni a desesperar… no vas a dar nada por perdido: Será el Dios Todopoderoso, el que nunca ha perdido una batalla, Él mismo será el que te defienda, te libere a ti, tus bienes materiales, tu familia y a tus hijos.

El mejor abogado que puedes tener es el Altísimo, su justicia y misericordia están a favor tuyo. Dios liberará a tus hijos. Él derrotará a ese tirano que no deja que tus hijos sean felices… el Señor les dará libertad de las adicciones… de la rebeldía… de la depresión… de la inseguridad… de relaciones dañinas.

Tus hijos serán libres porque el mismo Jehová de los Ejércitos celestiales los salvará de toda atadura… todo yugo será quebrado en el nombre de Jesús. Entrégaselos ahora a Dios… confía en que Él los ama más que tú… Él los cuida mejor que tú… Él sabe lo que les conviene más que tú.



Créele a Dios. Descansa en esta promesa, establécela, escríbela en un lugar visible, declárala con fe y sigue haciendo la voluntad de Dios. Te sorprenderá.

(Entrada antigua: "El Señor te defiende)