Las noticias del día no determinan tu actitud

23:15 0 Comments A+ a-

las noticias del día no determinan tu actitud devocionales cristianos

No podemos negar la realidad del mundo en que vivimos… Son tiempos difíciles. Las noticias del día son desalentadoras, la situación de cada país parece empeorar.

«La oscuridad cubre la tierra, la noche envuelve a las naciones, pero el Señor brillará sobre ti y sobre ti aparecerá su gloria». Isaías 60:2

Los temas de la actualidad infunden temor en la población y provocan una gran inseguridad y alarma. Esa es la oscuridad que nos describe el Señor en esta palabra de hoy.

Pero hay un trato muy especial para el pueblo de Dios… Los creyentes tenemos una promesa de vivir de manera distinta esta realidad.

En medio de todo el caos que te rodea tú tendrás una fortaleza especial, porque tienes una esperanza en tu Dios.

El mundo podrá vivir en temor, pero tú vivirás confiada que tu vida está en manos de tu Creador.

La gente del mundo se afligirá por la baja en la economía, pero tú sabrás que el Señor es tu Pastor y nada te faltará.

No puedo asegurarte que tu realidad sea distinta a la del mundo, pero sí te afirmo que el Señor hará brillar su gloria sobre ti, si mantienes tu mirada, tu fe y tu esperanza en esta preciosa promesa.

Dios no quiere que sufras aflicción, Él quiere que confíes en que Jesús ha vencido al mundo y que estará contigo todos los días hasta el fin del mundo.

El Señor te ofrece una vida de paz y prosperidad en medio del caos en que vive la sociedad actual.

Aclaro que la prosperidad no se refiere a ser rico en dinero solamente, sino en saber que en Cristo tienes satisfechas todas tus necesidades y que Él se hará cargo de todo lo que te haga falta: protección, seguridad, provisión, libertad y más.

Te animo a que apartes tu mirada de lo que sucede a tu alrededor, porque todo eso es temporal. Levanta tus ojos al cielo y fíjalos en el único que te hace participar de su gloria, para que brilles en medio de la oscuridad que envuelve al mundo.

Oramos:


“Señor, te doy gracias por hacer brillar tu gloria en mi vida. Aunque el mundo esté lleno de oscuridad, yo tendré la confianza de que tú estás a mi lado llenándome de tu paz y tu gozo. Yo creo esta promesa y la tomo para mi vida y mi familia, no me suelto de tu mano y me mantengo creyendo que teniéndote a ti, lo tengo todo. Tú eres mi seguridad en medio de la inseguridad. Eres mi paz en medio de los conflictos. Eres mi gozo en medio de las situaciones difíciles. Sé que tu gracia y tu favor me rodean y que el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida. En el nombre de Jesús. Amén.”