Tres pilares que sostienen la esperanza

06:30 0 Comments A+ a-


Para que tu esperanza se mantenga a pesar de los vientos de las circunstancias y los relámpagos de la duda, necesitas firmes pilares que la sostengan en medio de esa tormenta.

Porque cuando la esperanza está viva dentro de tu corazón, te sientes fuerte y nada te hace caer. Hebreos 6:19 dice: «Esta esperanza mantiene nuestra alma firme y segura, como un ancla…».

Así que, en esa situación difícil que no se puede resolver es necesario que no pierdas la esperanza. Dice la Biblia en Proverbios 13:12 (PDT): «Cuando se pierde la esperanza, se debilita el corazón».

No quieres que tu corazón esté débil, sino que se mantenga seguro y fortalecido; por eso hoy te propongo estos tres pilares muy efectivos para que tu esperanza te mantenga firme como un ancla, mientras llega aquello que estás esperando:

1.- Palabra de Dios: «Aliméntame con tu palabra, y viviré; ¡no permitas que se frustre mi esperanza!». Salmo 119:116

Necesitas leer la Biblia que es la Palabra de Dios, porque ahí se encuentran todas las promesas que Él ha hecho. Es necesario que te fortalezcas leyendo su palabra… Hay una promesa para cada circunstancia que estés viviendo ¡te lo aseguro!

Cada vez que tú proclamas las promesas hermosas que el Señor ha dejado para ti, para tu familia, tu trabajo o cualquier situación que vivas; tu esperanza se hace más firme, tu fe aumenta y tu corazón se fortalece.

2.- Alabanza: «Seguiré con la esperanza de tu ayuda; te alabaré más y más». Salmo 71:14

La alabanza es poderosa para ahuyentar al enemigo cuando te viene a susurrar desaliento y desánimo a tu oído. ¿Cómo puedes alabar a Dios cuando estás en medio de incertidumbre e inseguridad?

Ojalá pudieras cantar una alabanza alegre, o más todavía: elevar cántico nuevo al Señor. Pero con las emociones tan quebrantadas tal vez no puedas, quizá solamente logres que salgan lágrimas. Pero abre tu boca para decirle a Dios lo bueno que Él es… puedes decirle algo como esto:

“Señor en esta circunstancia en que me encuentro sé que tú te vas a glorificar, porque tú eres grande”…
“Tú eres el Rey que gobierna mi vida con majestad y gloria”…
“Padre, tu gloria llena toda la tierra”…
“Mereces ser alabado y glorificado”…
“Te amo, Señor, porque tú eres Santo y Poderoso”…
“Eres mi Dios Grande y Fuerte”…
… Y el Espíritu Santo te dará más ideas de alabanza a Dios.

Cuando te des cuenta tu corazón empezará a llenarse de esperanza firme y segura… tu fe se renovará por el abrazo de Dios.

3.- Poder de Dios: «¿Acaso nunca han oído? ¿Nunca han entendido? El Señor es el Dios eterno, el Creador de toda la tierra. Él nunca se debilita ni se cansa; nadie puede medir, la profundidad de su entendimiento. Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles». Isaías 40:28,29

En mi opinión, este es el pilar más efectivo que puede levantar tu corazón para permanecer en la esperanza. Me atrevo a pensar que es como la columna vertebral que mantiene en pie al ser humano.

Conocer el poder de Dios actuando en tu vida, es totalmente decisivo en la construcción de tu fe para perseverar esperando sus promesas y milagros. Si tienes un Dios Fuerte y que además es tu Padre, seguramente no te dejará en la desesperanza y en debilidad.

Dios tiene un poder inmenso, ilimitado… imagínate: es Creador tuyo y de todo lo que tus ojos ven. Desde la eternidad Él trabaja, nuestro Dios es incansable. Además es muy generoso con su poder para con los cansados, los débiles, los indefensos.

Ese poder está disponible para ti por medio del Espíritu Santo. La fortaleza para seguir esperando la vas a obtener teniendo comunión con el Espíritu Santo… a través de Él serás llena de poder y fuerza sobrenatural de Dios.


En conclusión: No pierdas la esperanza, sino aliméntate con la Palabra de Dios, anímate alabando al Señor y fortalécete en el poder del Espíritu Santo. Así podrás sostener tu esperanza en Dios… tu milagro llegará cuando menos lo esperes… No desistas, mantente firme.