El secreto para tener éxito en todo

06:30 0 Comments A+ a-

el secreto para tener éxito en todo devocional diario cristiano

Creo que todas las personas queremos saber el secreto para tener éxito en todo lo que hagamos, ¿verdad?

En el mundo no existe una fórmula infalible… mucho menos unos conjuros mágicos como ‘abracadabra’, o ‘ábrete sésamo’.

Sólo la Palabra de Dios te revela la clave para que todo lo que tú realices sea próspero y efectivo. No hay margen de error en lo que Dios nos establece en su palabra.

«Confía en el Señor con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar». Proverbios 3:5,6

Esta es una clave en dos partes:

1.- ‘Confía en el Señor con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento’:

Que toda tu confianza al realizar un negocio o un trabajo, esté depositada en Dios, porque de Él viene tu ayuda… y Él es el Todopoderoso. Lo que tú no puedes hacer, lo hará el Señor. No te confíes de lo mucho que sabes o de la habilidad que posees, porque como humana puedes fallar. El que no falla es el Señor.

2.- ‘Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar’:

Toma en cuenta a Dios. "Mi Dios: ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo?... La respuesta siempre va a venir a ti por medio del Espíritu Santo: Te recordará un pasaje bíblico para confirmar o descartar lo que tú estás planeando… o quizá suceda algo para facilitar o impedir algunos trámites… o tal vez haya cierta incomodidad en tu interior que no te dé paz o puede ser lo contrario.

Es necesario que tengas una relación de oración con el Señor y lectura de la Palabra de Dios… que te mantengas en comunión con el Espíritu Santo porque Él es quien te trae a la mente o a la conciencia, la voluntad de Dios.

Además, debes estar dispuesta a aceptar su voluntad… es posible que algunas veces se contraponga a tus deseos. Pero cuando Dios impide algo es porque te está librando de algún perjuicio o daño.

Si tú sigues estos dos sencillos pasos, te aseguro que todo lo que hagas será de prosperidad, porque tendrás la guianza divina y siempre te evitará los fracasos y las derrotas. Con el Señor siempre tendrás la victoria en todo lo que hagas.

Oramos:

“Mi Señor y Dios, reconozco que sólo tú sabes lo que es bueno para mí y lo que me conviene en el trabajo que realizo. Pongo toda mi confianza en ti para dirigirme y darme el éxito en todo lo que yo hago. Me has dado sabiduría y habilidades para mi trabajo, sin embargo, no me enfoco en lo que yo sé o puedo hacer; sino en tu poder, tu amor y tu misericordia para conmigo.

Te pido que me muestres claramente el camino a seguir, las estrategias que debo tomar y que me des los recursos para realizar mi trabajo de manera eficiente. Espíritu Santo, háblame cuando esté a punto de hacer algo peligroso o indebido… guíame hacia los niveles de prosperidad que Dios tiene para mí. Ayúdame a escuchar tu voz y distinguirla de mis propios deseos, para no confundirme.

Estoy dispuesta a aceptar tu voluntad como Rey Soberano de mi vida, Señor. Gracias por tu bondad y cuidado. En el nombre de Jesús”.