El corazón de tu esposo puede volverse a Dios

11:57 0 Comments A+ a-

consejería cristiana el corazón de tu esposo puede volverse a dios

La pregunta:

Hola, soy cristiana desde hace dos años. En estos momentos tengo tres meses de separada. Aunque mi esposo conoce la biblia y sabe lo que está mal, decidió seguir en el pecado y se fue de la casa porque él quería hacer cosas que están mal incluso en la intimidad.
Tengo dos años orando por él y parece que todo se pone peor.

He empezado a ir al grupo de oración en mi iglesia y más se agravan las cosas he llegado a pensar que quizás nunca se va arreglar esto, porque yo soy su segundo matrimonio (aunque con la primera nunca se casó conmigo se casó solo por el civil) y estoy confundida en ese aspecto: no sé si estoy orando conforme a la voluntad de Dios; aunque su ex ya estuvo junto con otro hombre y tuvieron un hijo no sé si yo estoy mal.


Él fue el primero en conocer la verdad y sus ojos fueron abiertos pero dice que a él le gusta más lo mundano y por eso se fue.
¿Qué debo de hacer? Mi corazón me dice que siga luchando...

Respuesta:

Amiga, te felicito por la decisión que has tomado de no separarte del Señor, porque ahí es donde encontrarás todas las respuestas y soluciones para tu matrimonio.

Yo te recomiendo que tengas mucha paciencia y sigas creyéndole a Dios por tu matrimonio. No permitas que la duda o el desánimo te roben el sueño de tener una familia conforme al corazón de Dios.

Tu esposo necesita conocer a Dios… tener un encuentro con Él. Aunque el corazón de tu esposo esté endurecido por el pecado, Dios tiene una promesa:

«Les daré un corazón nuevo, y pondré en ustedes un espíritu nuevo; les quitaré el corazón de piedra que ahora tienen, y les daré un corazón sensible. Pondré en ustedes mi Espíritu, y haré que cumplan mis estatutos, y que obedezcan y pongan en práctica mis preceptos». Ezequiel 36:26,27

El pasaje anterior lo puedes transformar en una oración de fe:

“Señor, te pido que le des un corazón nuevo a mi esposo, y que pongas en él un espíritu nuevo; quítale el corazón de piedra que ahora tiene, y dale un corazón sensible. Pon en él tu Espíritu, y haz que cumpla tus estatutos, y que obedezca y ponga en práctica tus preceptos.”

También puedes hacer una proclamación de la Palabra de Dios sobre tu esposo:

“Dios le dará un corazón nuevo a mi esposo, y pondrá en él un espíritu nuevo; le quitará el corazón de piedra que ahora tiene, y le dará un corazón sensible. Pondrá en él su Espíritu, y hará que cumpla sus estatutos, y que obedezca y ponga en práctica sus preceptos”.

Nunca dudes ni te desanimes, amiga, porque la fe es lo que a Dios le agrada. Tienes que estar segura que Dios está a favor de la familia; pero antes que eso Él está a favor de la salvación de las almas.

No te fijes en las circunstancias, quita tus ojos de todo lo terrenal y pon toda tu atención, tu fe y tu esperanza en el Dios Altísimo que es de quien viene todo lo bueno que necesitamos para nuestra vida.

Te dejo estos versículos para que los medites, los creas y verás la mano de Dios:

«Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos». Gálatas 6:9

«Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados». Santiago 5:20,21

«Puesto que ustedes ya han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Pongan la mira en las cosas del cielo, y no en las de la tierra». Colosenses 3:1,2

«Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos». Santiago 1:17