Dame un nuevo corazón

06:15 0 Comments A+ a-

reflexiones cristianas con imágenes

Ya no te tortures por tus intentos fallidos de cambiar… No puedes cambiar por ti misma. Has probado de todo y funciona sólo por un tiempo… y luego es lo mismo.

Ya no te culpes por no querer o no poder hacer lo que Dios quiere que hagas… Dios es el único que puede cambiar eso que tú no has logrado. 

Mira, aquí está la promesa:

«Les daré integridad de corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Les quitaré su terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo… Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón… para que obedezcan mis decretos y ordenanzas. Entonces, verdaderamente serán mi pueblo y yo seré su Dios». Ezequiel 11:19, 20; Jeremías 31:33

Esta escritura no es una amenaza: es una promesa que solo tiene la finalidad de bendecirte. Dios ofrece un gran arcoiris de promesas para todos aquellos que son obedientes y que siempre están dispuestos a seguir sus instrucciones de vida.

Dios quiere bendecirte, por eso es que Él mismo será el que venga a transformar tu corazón y hacerlo conforme a su voluntad. La única finalidad de esta promesa es que le pertenezcas totalmente a Él, para que dependas de sus bendiciones amorosas.


Sólo ve a su presencia y dile: 

“Mi Dios, sí quiero… pero no puedo… Aquí estoy: Hazlo tú en mí… dame un nuevo corazón, Señor, conforme a tu promesa… Quiero ser parte de tu pueblo y anhelo que seas mi Dios verdadero.”