Cómo tratar con hijos rebeldes

22:04 1 Comments A+ a-

consejería cristiana cómo tratar con hijos rebeldes

Consulta:

Tengo una hija de 19 años. Ella se me escapa, hay días que no llega a la casa. No sé cómo actuar.”

Respuesta:

Mi estimada amiga,
Desde pequeños los hijos necesitan que se les establezcan horarios y reglas para la convivencia en casa. Deben ser reglas razonables y de acuerdo a su edad, no tan rígidas, que les causen frustración; pero tampoco tan flexibles, que al final ellos hagan lo que deseen.

Se les debe enseñar a respetar sus propios límites y los de los demás. Todo esto dentro de un marco de amor y paciencia, para que ellos aprendan a respetar la autoridad.

Cuando los hijos pasan de la mayoría de edad y no hicimos todo esto cuando eran pequeños, es muy difícil corregir sus conductas equivocadas. Y no estoy juzgando tu capacidad para ser madre, amiga… sino que todos los padres nos equivocamos, así como los nuestros se equivocaron con nosotros (yo tuve dos hijos y también me equivoqué terriblemente al ‘educarlos’). Nadie aprende a ser padre/madre hasta que tiene a los hijos… hicimos lo que pudimos.

Por otro lado si tu hija prefiere pasar más tiempo con sus amistades que en la casa con su familia, está diciendo que en su casa no se siente bien y se la pasa mejor fuera de ella.

Tal vez haga falta que pases más tiempo con tu hija… que le digas que es muy importante para ti… que la escuches con atención cuando te platique algo… ámala de todas las maneras que puedas… respeta su forma de vestir… respeta sus decisiones personales (las que no afecten las reglas de la casa)…

En otras palabras: gánate primero su confianza y acércala a ti. Trátala como una persona adulta para que ella se comporte como tal.

Eso sí: hay que buscar un equilibrio y pedirle a Dios mucha sabiduría para saber hasta qué punto vas a marcar los límites y hasta dónde será el amor de madre, porque el amor sin reglas produce libertinaje y las reglas sin amor producen rebeldía.

No te desanimes, todavía hay solución… sólo que ahora tenemos que aplicar otras estrategias. No es demasiado tarde. Estás a tiempo, y con la ayuda de Dios vas a recuperar a tu hija. Hay una promesa bíblica para ti:

«El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres». Malaquías 4:6

Tal vez quieras leer también: RECONCILIACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS

Tomamos en cuenta algunos puntos para empezar a conquistar el corazón de nuestros hijos:

1.- Ponerte a cuentas con Dios y pedirle perdón por el tiempo que no le dedicaste a tu hija, quizá por la forma violenta que usaste para corregirla, las palabras duras que lastimaron su corazón… en fin… El Espíritu Santo te mostrará los casos específicos.

2.- Una vez que reconozcas tus errores y pidas perdón a Dios, recibe el perdón. Es necesario decir: “gracias por perdonarme, recibo tu perdón, Señor”… Esto es para alejar la culpa de tu corazón. Recuerda que cuando pides perdón con verdadero arrepentimiento, inmediatamente el Señor te perdona. Quedas libre de culpa.

3.- Pide a Dios sabiduría y discernimiento para entender a tu hija… para que te dé las palabras dulces y amables que su corazón necesita oír… para saber el momento preciso en que vas a acercarte a ella para sembrar una semilla de amor.

4.- Pídele perdón a tu hija. Espera a que Dios te proporcione el momento adecuado para hacerlo. Esto te hace libre a ti, no a ella. La finalidad es que tengas más libertad para acercarte y amarla sin nada que te detenga para prodigarle tu amor. Así que si ella no te perdona, no te preocupes… Dios ya te perdonó. Sigue adelante, te aseguro que cambiará de opinión después.

5.- Entrégasela a Dios. Muchos padres no quieren entregar sus hijos a Dios, porque piensan que eso es para que se mueran… No es así, es para que Dios se encargue de cambiarlos y transformar su corazón. Hay otra promesa fiel del Señor para tu hija:

«Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos». Isaías 54:13

Exprésale a Dios tu deseo de que sea Él quien enseñe a tu hija, que se la entregas para que Él cumpla su buena y perfecta voluntad en su vida.

5.- Ora por ella y bendícela. Clama a Dios por el bienestar interior de tu hija, que sane sus heridas, que llene los vacíos de su corazón con su amor. ¿Cómo la bendices? Todos los días, dile a tu hija que está muy bonita… que es muy inteligente… que es la mejor… que ella es una bendición para ti… que la amas y que es muy importante para ti… que tiene un gran futuro… ¡Hay muchas bendiciones por decirles a nuestros hijos!

6.- Ámala de todas las formas posibles. Abrázala, bésala, hazle su postre favorito de vez en cuando, compréndela cuando esté de mal humor, sorpréndela con el desayuno en la cama, cómprale una golosina de vez en cuando, escucha su plática (sin censurarla)… También el Espíritu Santo te guiará en esto.

Yo puedo asegurarte que al poco tiempo notarás un cambio considerable en la conducta y la actitud de tu hija… Porque Dios se estará haciendo cargo de su corazón y del tuyo. Tal vez no sean necesarias las reglas… ella sola reaccionará positivamente y su corazón se volverá al tuyo, porque el tuyo ya estará completamente dispuesto para amarla.

Estas promesas son para ti, de parte de Dios:

«No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa». Isaías 41:10

«Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas”». Josué 1:9

Te dejo unas sugerencias sobre cómo orar por tu hija, seguro que el Espíritu Santo te guiará… haz click aquí en este título:


1 comentarios:

Write comentarios
Yineth
AUTHOR
5 de julio de 2017, 17:50 delete

Que hermosas palabras de consuelo, me han servido hoy más que nunca pues mi hijo está de cumpliendo justamente hoy 12 años y lo tengo castigado porque se ha vuelto mentiroso e irresponsable, está a punto de perder su cupo en el colegio, lo cual me tiene muy triste y preocupada. En busca de una oración, encontré ésta página que me ha encantado y me gustaría que me aconsejaran sobre cómo hacer para que deje de mentir y cultivar le el amor por el estudio. Él no es mal educado, no responde mal, pero tampoco lo veo preocupado por la situación. Dios les bendiga y gracias por su valiosa colaboración

Reply
avatar