5 pasos iniciales para cambiar tu corazón

06:15 0 Comments A+ a-

5 pasos iniciales para cambiar tu corazón reflexiones cristianas con imágenes

«Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos». Proverbios 23:26

‘Señor, quítame este enojo’… ‘Señor, quítame este odio’… ‘Señor, quítame estas amistades inconvenientes’… ‘Señor, quítame esta adicción’…

¿Cuántas veces has hecho una oración parecida?...  Tal vez muchas, igual que yo, ¿verdad?... Pero no es así como funciona esto. Dios cambiará tu corazón, pero Él quiere que tú voluntariamente se lo entregues para corregir todo lo que te está perjudicando.

El Señor puede hacer maravillas en ti; pero no lo hará si tú no te entregas a Él voluntariamente... Él no intervendrá en tu vida si tú no le abres tu corazón y le pides que lo tome con sus manos y haga los cambios necesarios.

Aquí te sugiero un proceso de cinco pasos iniciales para cambiar tu corazón y tu vida:

1.- Reconocer que tu corazón necesita de la mano restauradora del Señor y entregárselo para que pueda trabajar en él… si no se lo entregas por tu voluntad, Dios no podrá hacer nada.

2.- Tomar la decisión de deshacerte de todo lo que te está lastimando. Este es el punto donde tú ya no quieres vivir con miedo, dolor en el corazón, depresión, amargura o más. Ahora es cuando le entregas tu corazón a Dios para que Él puede sanarlo y restaurarlo.

3.- Renunciar a todas las cosas que te lastiman, echarlas fuera de tu vida y soltarlas en las manos de Dios para que no vuelvan más y dejar que Él todas las heridas del corazón.

4.- Pedir la ayuda del Espíritu Santo para que ahora ponga en tu corazón el amor, el gozo y la paz que te da el Señor… que te llene de todo lo bueno que Dios tiene para ti.

5.- Recuerda siempre que ahora vives de manera diferente… y que vas a estar tomando decisiones de acuerdo a la voluntad de Dios, sigue lo que a Dios le agrada y déjalo que se encargue de transformar tu vida con el amor y el consuelo que sólo Él puede darte.

Es posible que los próximos días no veas cambios significativos… pero te aseguro que si no te rindes, pronto estarás viviendo esa vida en abundancia que sólo Cristo te puede dar.