Qué hacer ante una infidelidad confesada

15:00 0 Comments A+ a-

Temas de consejería cristiana Qué hacer ante una infidelidad confesada

Consulta: Tengo 23 años de casada 4 hijas, hace 6 años mi esposo me confesó que había conocido a una mujer y que aunque no quería buscarla era más fuerte lo que sentía por ella. Me pidió que lo ayudara a superar eso, porque no quería perder a su familia pasaron muchísimas cosas y el seguía viendo a esa mujer. Lo eché de la casa 2 veces y luego volvía pidiendo perdón. He tratando de que todo sea como antes pero es insoportable nuestra vida no confío en él y no puedo evitar pensar que me sigue engañando, siempre busqué ayuda en el Grupo de Oración pero ya estoy perdiendo la fe, pues me siento que me voy a volver loca y a mis hijas les estoy haciendo mucho daño y él no se quiere separar.

Respuesta: Amiga querida, no puedes hacer gran cosa cuando hay dureza de corazón en otras personas. Yo veo aquí que tu esposo está muy cómodo viviendo conforme su carne le pide y tú no puedes hacer nada para cambiarlo. Es lógico que no se quiera separar, porque está muy a gusto con esa forma de vida.

Te conviene ponerle límites. Él debe decidir lo que quiere, no puede tener ‘casa grande’ y ‘casa chica’ al mismo tiempo… ya no se lo permitas. Así que si él no se quiere separar, sepárate tú. Hay instituciones que te pueden ayudar con las cuestiones legales y de pensión alimenticia (en caso de que él se niegue a proveerles voluntariamente), sin tener que llegar a los trámites del divorcio.

Tienes que decidir qué es lo que tú quieres para tu vida y tu familia. Les está haciendo mucho daño y no puedes permitir que eso siga sucediendo. Un punto que quisiera aclarar es que él no te está engañando… él está cometiendo infidelidad abiertamente y con tu consentimiento. A ti te corresponde poner un alto a esta situación.

La Biblia dice en Proverbios 22:3: «El prudente ve el peligro y lo evita; el imprudente sigue adelante y sufre el daño».

Como tú eres la que está buscando ayuda, entonces a ti te toca estar orando, ayunando y peleando en lo espiritual por tu matrimonio… Es mejor hacerlo separada de él, porque juntos se están haciendo daño y no es posible sanar viejas heridas cuando a diario te están provocando heridas nuevas.

A veces una separación temporal puede hacer mucho bien a una pareja; pero no te estoy hablando de una separación sólo para descansar uno del otro, sino de una separación donde se darán el tiempo para orar y buscar dirección de Dios para hacer cambios. Es necesario que se vean el uno sin el otro para que experimenten como es la vida de cada uno por separado.

Otra cosa que te aconsejo: No vuelvas con él hasta que haya terminado la relación con esa persona y haya pasado un tiempo de restauración de la relación entre ustedes. No me dices si tu esposo es creyente… si no lo es, esta es una buena oportunidad para que él quiera acercarse a Dios, si en realidad quiere recuperar su familia, porque de otra forma no le encuentro solución. Sólo Dios puede cambiar un corazón duro como la piedra por un corazón de carne que le ame y que sea sensible a su palabra.

Si tú vuelves con él antes de que termine esa otra relación, no servirá de nada la separación, amiga. Tienes que ser fuerte y valiente por el bien de tu matrimonio, tu hogar y tus hijas.
Es necesario que perdones todo el daño que te ha hecho y llevar tu corazón herido a la presencia de Dios para que te sane. Esto es algo que te va a beneficiar a ti, no a tu esposo.

Puedes encontrar una guía en

Y también en


También podrías decidir quedarte al lado de tu esposo, en ese caso te recomiendo que veas esta respuesta que le dimos a otra mujer cristiana… tal vez te dé otra perspectiva:


Esto es algo parecido a los primeros auxilios… Y sólo son consejos, la decisión siempre será responsabilidad tuya, mi amiga. Dios te sostenga.