Cómo resolver los desacuerdos en el matrimonio

01:04 0 Comments A+ a-

Consejería cristiana desacuerdos en el matrimonio

Consulta: 
"Mi esposo y yo nos irritamos con facilidad. Casi nunca nos ponemos de acuerdo y apenas tenemos 3 años de casados."

Respuesta: Vamos a ver lo que dice la Biblia al respecto:

Dios estableció las funciones de cada cónyuge en el matrimonio: Al varón le corresponde ser la cabeza del hogar, la autoridad, quien toma las decisiones en caso de diferencias (Efesios 5:22-27). A la esposa tiene asignado el rol de ayuda idónea, impulsar al esposo a tomar el lugar de autoridad que Dios le ha dado (Génesis 2:18).

También nos dice que aprendamos a controlar el enojo… No me dices hasta qué grado ustedes se enojan, te invito a que revises este tema aquí.

En teoría, no es difícil la solución de tu situación. Sólo se trata de que cada quien cumpla con la función que le corresponda. Pero en la práctica es más complicado, porque entra en juego la voluntad, el orgullo y el deseo de tener el control.

No se trata de quién manda en la casa… Se trata de ponerse de acuerdo. Cuando hay una diferencia en opiniones o decisiones es necesario ceder. Cuando tu opinión es diferente a la de tu esposo, te sugiero que después de expresarla, permitas que sea él quien tome la decisión final.

Sé sabia, aunque tú veas que lo que tu esposo está decidiendo no está bien, déjalo que lo haga y ora por él para que Dios lo respalde en la decisión que tome. Después de todo, a tu esposo Dios le ha asignado el rol de autoridad. Si algo no resulta bien te sugiero que no le digas: ‘te lo dije’, porque entonces sería posponer el momento de la pelea.


Necesitas la ayuda del Espíritu Santo, también la sabiduría que sólo Dios da y que decidas amar a tu esposo a pesar de las diferencias. Te aseguro que Dios pondrá paz en el corazón de tu esposo cuando tú empieces a conducirte como la esposa que Dios quiere que seas. 
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Para consultas de consejería sólo tienes que llenar un sencillo formulario aquí.
Si quieres compartirnos tu opinión o alguna experiencia, te animamos a que lo hagas en el amor de Dios y con todo respeto en la sección de comentarios aquí abajo: