Perfume a tus pies, Señor

07:57 0 Comments A+ a-

perfume a tus pies señor mensajes cristianos con imágenes arcoiris de promesas

¿Sabes lo que significa decirle al Señor: “Quiero ser como un perfume a tus pies”?

En la Biblia hay una historia de una mujer que le dio a Jesús una adoración de entrega:

«Cuando una mujer de la ciudad, que era pecadora, se enteró de que Jesús estaba a la mesa, en la casa del fariseo, llegó con un frasco de alabastro lleno de perfume. 

Llorando, se arrojó a los pies de Jesús y comenzó a bañarlos con lágrimas y a secarlos con sus cabellos; también se los besaba, y los ungía con el perfume. 

Cuando el fariseo que lo había convidado vio esto, pensó: 
"Si éste fuera profeta, sabría que la mujer que lo está tocando es una pecadora." 

Entonces Jesús le dijo:... 

"Mira esta mujer. Cuando llegué a tu casa, no me diste agua para lavarme los pies, pero ésta los ha bañado con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos. No me diste beso, pero ésta no ha dejado de besarme los pies desde que entré. No ungiste mi cabeza con aceite, pero ésta ha ungido mis pies con perfume... 

…Y a ella le dijo: "Tus pecados te son perdonados"... "Tu fe te ha salvado. Ve en paz
."». Lucas 7:37-50 

Esta mujer le regaló a Jesús lo más valioso y preciado que tenía: su perfume… ¿Cuál es tu perfume para el Señor?

Tu vida es un perfume para Jesús, cuando se la rindes desafiando tus miedos, inseguridades o las críticas de la gente sin importar los pecados que hayas cometido...


Además, si lo haces con una gran fe y confianza de que él no te va a rechazar, Él se agrada de tu ofrenda, la acepta, te defiende y te perdona; porque este es un acto de adoración pura, que se demuestra viviendo una vida que sigue las enseñanzas y el ejemplo de Jesús.

humillaos bajo la poderosa mano de dios reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

Ahí es cuando llegas al punto exacto en que Dios está alrededor tuyo cuidando cada detalle de tu diario vivir… Cuando te rindes humildemente al Señor, tu vida pasa a ser dirigida, controlada y protegida por su mano. Una gran bendición estará permanentemente sobre ti.

Tú eres alguien especial para Él y tu vida es como el perfume que una mujer derramó a los pies de Jesús.

¿Te animarás hoy a entregarle a Dios tu vida, tu voluntad, tu mente, tu familia, tu trabajo y todo aquello que siempre has considerado tuyo y muy valioso para ti?

¿Puedes rendirte hoy a su voluntad para agradar a tu Señor?

Jesús se entregó primero a ti en sacrificio en la cruz, para perdón de tus pecados, salvación de tu alma y para darte la vida eterna... ¿Te entregarás tú también a Él? ¿Le darás el control de tu vida?

Mi amada lectora, no te niegues la oportunidad de gozar de los privilegios de humillarse a los pies de Cristo, y vive esa vida en plenitud que Él te ofrece.

No dejes de comentarnos tus ideas o experiencia en este tema… Y si lo crees útil para tus amigos, comparte el post en tus redes sociales.

Un cariñoso abrazo, tu amiga,

Lidia E. Cames