Las peticiones de tu corazón

06:39 0 Comments A+ a-


Hay una bendición especial en la adoración a Dios. Cuando tú has sentido ese gozo de adorarle, de seguirle… el deleite de estar cerca de Él y te haces inseparable de Dios. 


«Deléitate asimismo en Jehová, y Él te concederá las peticiones de tu corazón». Salmo 37:4

Siempre quieres estar hablando con Él, tu mayor deseo es complacerlo en todo, hacer lo que Él quiere que hagas… aunque a veces no sale como tú quisieras, pero lo intentas. 


Al empezar el día le dices: ‘Mi Señor… me pongo a tu disposición y hoy viviré para agradarte’... Escuchas sus instrucciones específicas y pones manos a la obra.

Entonces el Señor, que conoce tu corazón, te da lo que has deseado en tu interior. Aunque todavía no abras tu boca para pedir… 
Tal vez no te has atrevido a platicarle a nadie de ese sueño... lo tienes en lo secreto...

Tu Padre te cumple esos deseos guardados… esos sueños que parecían olvidados… 

Dios te los regala sólo porque tu deleite más grande es seguirlo y tu placer extremo es adorarle… servirle… agradarle... con todo tu ser. 

Empieza hoy y empieza a disfrutar de los regalos divinos que tiene para ti.