Nada es imposible para Dios

06:30 0 Comments A+ a-

Reflexiones cristianas con imágenes Nada es imposible para Dios

Es muy fácil decir que nada es imposible para Dios; pero lo complicado es creerlo con la mente y el corazón.

En tiempo de guerra, cuando Babilonia había sitiado a Jerusalén para atacarla; Dios le dijo a Jeremías que comprara un terreno porque un día se volverían a comprar terrenos y casas en ese lugar. 

Jeremías se desconcertó porque también le había dicho Dios que la ciudad iba a ser desolada por los babilonios… Jeremías no entendía. Por eso el Señor le dijo lo siguiente:


«Yo soy el Señor, el Dios de todo ser viviente. Nada hay imposible para mí». Jeremías 32:27

Cuando nos encontramos en situaciones críticas es cuando debemos aferrarnos a esta verdad que viene directamente de la boca de Dios, sin embargo, es difícil mantener la calma y los sentidos enfocados en las promesas que Él nos ha hecho.

Te comento dos puntos importantes que te ayudarán a conocer a Dios en esta virtud sobrenatural de Él:

1.- Él es Dios de toda la humanidad. Todas las personas que están involucradas en tu situación están bajo el poderío de Dios… Lo acepten o no, así es. 

Dios puede tocar corazones para hacerles cambiar de opinión, y actúen de acuerdo a sus propósitos para tu vida. Tú debes tener la convicción de que tu Dios es el que tiene en sus manos el control de todo el mundo.

2.- Nada es imposible para Dios. Él es el Creador del Universo, por lo tanto, es capaz de hacer absolutamente todas las cosas, nada hay que sea difícil para Él. 

Todo lo que te ha prometido será hecho por su mano… Es posible que tu mente natural no vea por ningún lado el camino, o la solución a tu problema… 

No importa: Sólo tienes que mantenerte creyendo que para Dios no hay ningún obstáculo que impida que su palabra se cumpla.
~~~~
Estas dos verdades tienen que estar fijas en tu mente y en tu corazón: Dios tiene el control de todo y nada es imposible para Él. 

Medita y cree en esto todo el tiempo… Dios resolverá lo que te está mortificando. No importa que tú lo veas imposible, para Él no lo es.