Corazones perdonadores

06:34 0 Comments A+ a-

corazones perdonadores devocional cristiano con imagen arcoiris de promesas

Oremos por corazones perdonadores... para que ante la ofensa, nuestro primer impulso sea el perdonar. 

En nuestra carne, esto es imposible, porque la carne se lastima con facilidad y no tolera las ofensas... Esto es algo que sólo Dios lo puede hacer transformando nuestro corazón por medio de su Espíritu Santo. 

Un corazón humilde siempre perdona... oremos por corazones humildes. 

La Biblia dice que cuando nosotros nos negamos a perdonar, impide que Dios nos perdone, mira: 


«Si ustedes perdonan a los otros sus ofensas, también su Padre Celestial los perdonará a ustedes. Pero si ustedes no perdonan a los otros sus ofensas, tampoco el Padre de ustedes les perdonará sus ofensas». Mateo 6:14, 15

Aunque lleguemos arrepentidos y decididos a no volver a pecar, si no perdonamos a los que nos ofenden, el Padre no nos perdonará… aunque insistamos en bañarnos con la sangre de Cristo. 

Es importante mantenernos limpios ante Dios por medio del perdón, porque el pecado nos aleja de Él. Necesitamos estar unidos al Señor para poder hacer realidad en nuestra vida el arcoiris de promesas que nos ha dado. 

Que Dios nos ayude a cultivar la humildad en nuestros corazones y saber perdonar inmediatamente las ofensas.


Oramos: 

"Padre Dios, te doy gracias porque tú siempre respondes a mis oraciones. Hoy reconozco que mi corazón no tiene la humildad para perdonar a los que me ofenden... Pero he entendido que si yo no perdono, tú tampoco me perdonarás a mí cuando yo te ofenda. No quiero eso, Señor.

Por eso te pido que transformes mi corazón, que con tu amor ablandes la dureza que me impide perdonar. Necesito un corazón humilde que siempre esté dispuesto a pasar por alto lo que me lastime y perdonar inmediatamente. 

Dame un corazón perdonador, Señor. Permite que yo sea un canal de amor y bendición para todos los que estén cerca de ti. Te lo pido en el nombre de Jesús".

Querida lectora, quizá haya alguien que no tenga esta información... ayúdame a compartirla. Dios te bendecirá de manera especial por dar a conocer su Palabra.

Te abrazo con amor, tu amiga y hermana en Cristo, 

Lidia E. Cames